Reino Unido se convierte en una buena opción para estudiar o viajar

La caída de la libra esterlina a precios de 1985 representa oportunidades reales en varios sectores, principalmente, en educación y turismo. El comercio no lo pierde de vista, pero es más prudente.

Los más beneficiados podrán ser quienes quieran hacer cursos cortos o de inglés. / Archivo

La votación del referendo que determinó la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) ha tenido un impacto importante en el panorama económico mundial. La incertidumbre que el llamado Brexit ha generado es motivo de una variante baja en los precios del petróleo y un fortalecimiento del dólar frente a monedas como el peso en Colombia, en cuyo mercado, en la última semana, sobrepasó nuevamente la barrera de los $3.000.

Por otro lado, la movida política afectó fuertemente a la libra esterlina, moneda oficial del Reino Unido, que en los días después de que ese país votará por su salida de la UE se ha despreciado a valores que tenía en 1985. La moneda, que normalmente estaba por encima de los $4.000 frente al peso ($4.315 en día del Brexit), hoy tan solo bordea los $3800. Pero, ¿cuáles son las oportunidades de la caída de la moneda británica para Colombia?

Dos de los sectores que se podrán beneficiar en menor tiempo de la nueva tasa de cambio son el de educación y el de viajes. Acerca del primero, Rose William, gerente de proyectos de educación de British Council, una entidad que promueve la movilización de estudiantes colombianos hacia el Reino Unido, dice que la baja tasa se puede aprovechar para financiar mejor los estudios. 

No obstante, advierte que la movilidad no está basada solamente en la tasa de cambio: “Hay que tener en cuenta los requisitos para entrar a universidades. Hay fechas estipuladas para pregrados y posgrados, y estudiantes que vienen en procesos de admisión de periodos anteriores. Los que sí pueden aprovechar inmediatamente son las personas que quieran hacer cursos cortos o de inglés”, precisa Williams. Según cifras del British Council, cada año llegan a Reino Unidos unos 500 mil estudiantes de 200 países.

Aunque la nueva tasa de cambio es favorable para los potenciales estudiantes que quieran ir a Reino Unido, para Jerónimo Castro, director de Colfuturo, el proyecto de estudiar en el exterior debe estar constituido por motivos de más largo plazo que la variación coyuntural. “La ovación profunda, la calidad del programa que se va adelantar y la solidez de lo que se quiere hacer al regresar son factores de éxito mucho más importantes”, señala.

Desde Colfuturo se considera que el hecho de que en el Reino Unido la mayoría de los programas de maestría tenga una duración de solo un año, lo hace más atractivo cuando se tiene la limitación de recursos. Eso, sumado a la caída de la libra esterlina, a la calidad de programas y a la oportunidad del intercambio cultura. Según cifras de la entidad, este año se presentaron 471 colombianos con deseos de hacer posgrados en el Reino Unido, de los que fueron seleccionados 257.

Jaramillo no cree que haya variaciones importantes en cuanto a los créditos ya otorgados, debido a que estos son entregados en dólares. (Lea sobre las enseñanzas del Brexit para Colombia)

En el sector de viajes, las cifras ya venían demostrando un interés creciente de los colombianos para visitar Reino Unido. Paula Cortés Calle, presidenta de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), la caída de la libra es favorable para el sector debido a que, muy seguramente, los nacionales se verán motivado a incluir en destino en sus planes al ser más barato adquirir productos y servicios turísticos en ese territorio.

“Hay que destacar que las agencias tienen ofertas permanentes y paquetes especiales para visitar ese país. Dentro de las 1.024 frecuencias internacionales que a la semana tiene Colombia, hay 7 hacia Reino Unido, con 1.750 sillas disponibles (en el caso de Avianca) y opción de conexión desde toda Europa”, señala Cortés, y añade que la conectividad es importante en el desarrollo del turismo: “más vuelos, más aerolíneas, permiten el crecimiento de la denominada industria sin chimeneas”.

No obstante, la asociación evaluará el impacto real de lo que ocurra entre el Reino Unido y el turismo colombiano dentro de tres meses y tener datos precisos sobre el número de viajeros que se incremente con la coyuntura.

Efectos no serán inmediatos

Por el lado del comercio, Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia, indica que los efectos del Brexit no serán inmediatos puesto que hay un periodo de dos años, según el artículo 50 del Tratado de Lisboa, estipulado para la negociación por la Unión Europea cuando un miembro abandona el bloque.

Sin embargo, el mercado del Reino Unido no deja de ser importante para los objetivos de exportación del país: “Es importante para la diversificación porque ofrece oportunidades y demanda productos que tiene Colombia. Identificamos 41 productos colombianos con potencial de exportación, principalmente de los sectores de agroindustria y prendas de vestir”, señala Jaramillo.

Aunque en los mercados y las bolsas aún no se conoce con certeza el verdadero efecto del Brexit, que ha causado gran incertidumbre entre los inversionistas del mundo, las apuestas van encaminadas, desde el lado de Colombia y los sectores que se pueden beneficiar, a aprovechar la nueva tasa de cambio y convertir del Reino Unido un destino no tan lejano.