Reino Unido sigue hundiéndose en la recesión

La economía decreció 0,7% en el segundo trimestre de 2012.

Así lo confirman las primeras estimaciones de la Oficina Nacional de Estadística, publicadas este miércoles, según las cuales el retroceso obedece a la desaceleración del sector constructor. Los cálculos generaron un gran impacto entre los analistas británicos, quienes esperaban una caída de 0,3% en el indicador trimestral.

Sin embargo, Joe Grice, vocero de la entidad, indicó que esta información sólo es preliminar: “El verdadero impacto de la situación es algo que no podemos estimar o cuantificar hasta que tengamos nuevos datos”, le dijo a la cadena británica BBC.

De acuerdo a las cifras relevadas, el sector de la construcción presentó una caída de 5,2% en su desempeño frente al trimestre anterior como consecuencia de los recortes públicos para programas de vivienda social e infraestructura. Asimismo, los sectores de la producción –incluyendo a las manufacturas– y los servicios registraron retrocesos de 1,3% y 0,1%, respectivamente.

Esta caída en la economía, causada por el cese de actividades debido a la celebración de los 60 años de reinado de la reina Isabel II y a las consecuencias del mal clima entre abril y junio pasados, es la más grave en el Reino Unido desde los resultados del primer trimestre de 2009, cuando el país padeció las consecuencias de la crisis financiera mundial de 2008.

Asimismo, el retroceso se suma a las caídas en el Producto Interno Bruto británico durante el cuarto trimestre de 2011, cuando retrocedió 0,4%, y el primero del presente año, cuando se contrajo 0,2%.