Reino Unido sigue la receta del FMI

Tras continuas recomendaciones del organismo multilateral, el gobierno británico aceptó las recomendaciones para evitar nuevas polémicas. Lo anunciará antes de una visita técnica.

Para el FMI, los recortes del gobierno de David Cameron van a alta velocidad. / EFE
Para el FMI, los recortes del gobierno de David Cameron van a alta velocidad. / EFE

George Osborne, ministro de Finanzas británico, y el Banco de Inglaterra anunciarán dentro de las próximas dos semanas una prórroga de su Programa para la Financiación de Crédito, para ayudar a financiar las pequeñas y medianas empresas.

Los funcionarios del Tesoro esperan que la rápida introducción de la segunda fase aumente el crecimiento y que también pueda darle al Fondo Monetario Internacional (FMI) una razón para no criticar los planes de reducción de déficit cuando una de sus comisiones llegue en mayo para su misión anual.

El organismo multilateral había dicho la semana pasada que Gran Bretaña “debía considerar” imponer menos austeridad en vista de una demanda debilitada del sector privado, y que sólo cambiaría de opinión si el Tesoro lo convencía de que tenía un plan para restaurar la prórroga.

Según funcionarios británicos, esta prórroga del Programa para la Financiación de Crédito será anunciada antes del 8 de mayo, cuando llegará el FMI.

Los asesores de Osborne insisten en que se opondrán a la posición del FMI si afirma que los planes de reducción son demasiado veloces. Ellos se quejan de que la reducción del Reino Unido en el equilibrio primario ajustado cíclicamente (que es la medida favorita del FMI para las finanzas públicas) cumple con los consejos generales para las economías avanzadas en 2013, a 0,9% del ingreso nacional. Además, consideran que si el Fondo hace un llamado para que haya una consolidación más lenta, la maniobra equivaldría a abogar por un ajuste fiscal que está desacreditado.

En la reunión del Grupo de los 20, los funcionarios británicos le señalaron al FMI que el presupuesto contenía el programa Ayudar a Comprar, para las hipotecas, y que los funcionarios del FMI no eran conscientes de ello.

“Lo que nos pidió que hiciéramos el año pasado era demostrar flexibilidad y credibilidad, y lo hicimos al no intentar cumplir el objetivo de la deuda, sino al tomar medidas adicionales para apoyar la economía, como el programa de vivienda”, dijo Osborne.

Pero los funcionarios del FMI aseguran que necesitan tener un diálogo con el gobierno para que entienda las políticas que ha diseñado para apoyar la demanda. También quiere saber qué más, fuera de la política fiscal, se ha implementado, y luego decidir si apoyará la estrategia de reducción de déficit del gobierno.

WASHINGTON

 

 

últimas noticias