Relevo en la Reserva Federal

La economista Janet Yellen será la primera mujer en asumir el mando de la Fed de EE.UU. Ben Bernanke, el actual jefe, dejará su cargo en enero del próximo año.

La economista Janet Yellen fue nominada por el presidente estadounidense Barack Obama para asumir el mando de la Fed./ EFE

Janet Yellen se convertirá en la primera mujer que ocupará la posición más importante en la economía mundial, luego de que los funcionarios de la administración dijeran que el presidente Barack Obama la nominará como presidente de la Reserva Federal (Fed).

La elección de Yellen, que desde la vicepresidencia de la Fed ha sido una arquitecta del agresivo estímulo monetario de esta institución durante los últimos años, reforzará el compromiso con estas políticas y podría alargar la cantidad de tiempo en el que las tasas de interés se mantengan en cero.

Su nombramiento representa un cambio dramático luego de que el candidato que prefería Obama, el ex secretario del Tesoro Lawrence Summers, se vio forzado a retirarse el 15 de septiembre, luego de una fuerte oposición por parte de los senadores demócratas.

Ben Bernanke renunciará en enero con una probable reputación como uno de los mejores presidentes que haya tenido la Fed, luego de que ayudó a que los Estados Unidos superaran una de las crisis financieras más graves desde la Gran Depresión.

Yellen, de 67 años, será nombrada a un nuevo término de cuatro años como presidenta de la Fed, que se extiende hasta enero del 2018. Asumirá el control de una economía que aún padece de un desempleo del 7,3%, cuatro años después del fin de una profunda recesión.

Durante los próximos años, su reto será traer a la economía de nuevo al pleno empleo, y luego administrar una salida de la política monetaria poco convencional sin desatar un aumento de la inflación.

Yellen, que durante muchos años fue una economista de la academia, se convirtió en gobernadora de la Fed en el año 1994, a la edad de 48 años. Luego fue directora del Consejo de Asesores Económicos de Bill Clinton, presidente de la Fed de San Francisco, y se convirtió en vicepresidente de la Fed en 2010.

Graduada de las universidades de Brown y de Yale, está casada con el economista ganador del premio Nobel, George Akerlof, y tiene un hijo.

Durante los últimos años, Yellen ha ayudado a desarrollar la estrategia de la “guía hacia el futuro”, que incluye tener como límite un desempleo de 6,5%, sobre el cual no se aumentarían las tasas de interés de la Fed. En un discurso que pronunció en abril, insinuó que la Fed se comunicaría más con respecto al camino futuro que tomarán las tasas de interés, una vez comiencen a aumentar.

Yellen es considerada como una de las funcionarias más decididas a lograr un equilibrio entre los objetivos gemelos de la Fed, de tener una inflación baja y un máximo empleo. Ha discutido escenarios en los que la inflación aumentaría brevemente por encima del objetivo de 2%, para lograr un progreso más veloz en la disminución del desempleo.

Su nominación ahora irá al Senado de los Estados Unidos, donde son altas las probabilidades de su confirmación. Los demócratas apoyan sólidamente a Yellen.

Algunos republicanos podrían oponerse a Yellen porque desaprueban el estímulo monetario que la Fed ha realizado durante los últimos años. El senador Pat Roberts de Kansas, por ejemplo, dijo que es probable que vote en contra de ella, y el senador Rand Paul de Kentucky, cuyo padre es Ron Paul -el escéptico de la Fed-, puede buscar demorar su confirmación.

Sin embargo, Yellen tan sólo necesitaría seis votos republicanos para alcanzar el límite de 60, y así evitar el sabotaje a su nominación. Dado el número de republicanos que votaron para confirmarla como vicepresidente en 2010, y la necesidad de tener un presidente en la Fed que garantice la recuperación económica, es probable que supere este obstáculo.

 

 

últimas noticias