Renuncia de Ortega a la DIAN, a la espera

Amenazas y presiones políticas llevarían al jefe de la DIAN, Juan R. Ortega, a formalizar este lunes su dimisión ante el presidente Santos.

Juan Ricardo Ortega, director de la DIAN, lleva casi cuatro años al mando de la entidad. / David Campuzano

Desde que Juan Ricardo Ortega López, jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), asumió su cargo el 7 de agosto de 2010, tenía claro que debía dar una lucha a brazo partido contra el contrabando, la evasión de impuestos, las estructuras para el lavado de activos, el fraude dentro de la entidad y muchos otros males que durante varias administraciones se han prolongado. Ahora, a un día de las elecciones presidenciales, su renuncia —que se venía dando como un hecho hasta hace pocas semanas en la Casa de Nariño— parece ser un hecho a punto de concretarse.

Más allá de las permanentes amenazas que Ortega ha recibido en su pelea contra la corrupción y el contrabando en los últimos cuatro años, fuentes consultadas por este diario aseguraron que presiones políticas parecen ser una de las motivaciones más fuertes para que el jefe de la DIAN ya tenga lista su renuncia.

Según se rumora en los pasillos de Palacio, Ortega le recordó hace dos semanas al presidente Juan Manuel Santos que el Estado no cuenta con el dinero suficiente para resarcir a las víctimas del conflicto armado y también le manifestó su desacuerdo por el hecho de que el proceso de paz pueda llegar a legalizar en la economía los dineros procedentes de las actividades ilícitas que ha mantenido vigentes la guerrilla de las Farc en las últimas décadas.

Aun así, otra fuente cercana a Ortega dijo que otro factor que está presionando su renuncia es que el candidato a la Presidencia Óscar Iván Zuluaga ha señalado que el jefe de la DIAN ha emprendido una persecución en su contra. Sin embargo, esta fuente señaló que el director de la entidad sostiene que está aburrido de tantas mentiras y de un país que en medio de la tormenta política se ha desviado de su foco.

Adicionalmente al tema de amenazas y presiones políticas, agrega la fuente, el director de la DIAN en estos cuatro años no ha estado exento de algunos problemas de salud y de la falta de voluntad de muchas personas del Estado a la hora de encontrar soluciones de peso para combatir males como el contrabando, el lavado de activos y los desfalcos dentro de la propia entidad (según las cuentas del propio Ortega, pueden llegar a $2 billones).

Por lo pronto, se rumora que desde la primera semana de julio Ortega se iría del país, habiendo formalizado su renuncia ante el presidente Juan Manuel Santos. Sin embargo, la fuente en mención sostuvo que el director definirá de una vez por todas el próximo lunes qué decisión va a tomar con su cargo.

Entretanto, el director de la Unidad Nacional de Protección, Andrés Villamizar, aseguró ayer que el director de la DIAN no ha renunciado a su puesto, a pesar de tener amenazas. “Tiene muy fuerte protección, como lo amerita. No hay renuncia, menos motivada por amenazas”, sostuvo el funcionario a través de su cuenta de Twitter.

De acuerdo con la emisora Blu Radio, organizaciones de narcotraficantes estaban fraguando un plan según el cual pagaban US$3 millones (cerca de $6.000 millones) por la cabeza de Juan Ricardo Ortega.

Sin embargo, otra fuente conocedora del tema señaló que desde hace más de un mes se conocía entre los círculos del alto gobierno que a Ortega lo iban a sacar de la jefatura.