Renunció la ministra de Minas y Energía y asume el viceministro de esa cartera

Noticias destacadas de Economía

El presidente Iván Duque confirmó que la renuncia de María Fernanda Suárez se dio por motivos personales y familiares. El economista Diego Mesa es el nuevo jefe de cartera.

Este jueves el presidente Iván Duque confirmó la renuncia de María Fernanda Suárez, ministra de Minas y Energía. De acuerdo con el mandatario, la decisión se dio por “motivos personales y familiares”.

“Quiero informarles que por motivos personales y familiares me ha presentado su renuncia al cargo de ministra de Minas y Energía la doctora María Fernanda Suárez. Le he aceptado su renuncia y le he expresado que la vamos a extrañar mucho en el gabinete”, dijo el primer mandatario durante una rueda de prensa.

El presidente le agradeció y resaltó el trabajo de Suárez. “Quiero exaltar no sólo su patriotismo y profesionalismo sino también los importantes logros conseguidos en los casi dos años de Gobierno. La ministra ha liderado un proceso trascendental de transición energética en el país. Cuando empezó nuestro Gobierno teníamos menos de 60 megas de capacidad instalada de energías renovables no convencionales y se han asegurado proyectos en el país que superan las 1.500 megas”.

El presidente también destacó los avances que hizo Suárez junto a las instituciones del sector para buscar solución a los problemas que se han presentado con Electricaribe. “Se deja adelantado un proceso en el que tendremos nuevos operadores y que será fundamental para la calidad del servicio”

Por su parte, Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas, dijo que con la ministra María Fernanda Suárez avanzaron en cobertura de gas natural, “llegando a 10 millones de usuarios en todo el país, hubo impulso a la exploración y producción de hidrocarburos, a través de la ANH, y el país aprovechó los beneficios del gas natural vehicular para mejorar la calidad del aire‬. En estos dos años se logró llegar a los 600 mil vehículos convertidos y más de 1.500 vehículos pesados dedicados a gas natural”.

Lea también: “Ayudas en tarifas eléctricas y de gas podrían ir hasta julio”: Ministra de Minas

Antes de asumir el cargo de ministra, Suárez fue la vicepresidenta ejecutiva de Ecopetrol. Entre su experiencia laboral se encuentran cargos como la vicepresidencia de inversiones en el fondo de pensiones Porvenir, y cargos directivos en Citibank o Bank of America. También hizo parte de las juntas directivas de ISA, Isagén, FEN, Banco Agrario y XM.

En Ecopetrol, la describieron como “una mujer fuerte, capaz, que lideró la transformación de Ecopetrol en los aspectos financieros”.

Durante la rueda de prensa, la ministra le agradeció a Duque y dijo que “me voy con la satisfacción del deber cumplido. Lo que usted me encomendó fue la transición energética era la meta más importa para usted en este periodo de Gobierno y hoy hay 2.500 megavatios de energía solar eólica listos para ser ejecutados y quedan en las mejores manos con el nuevo ministro de Minas y Energía”.

Por su parte, Duque anunció que designó “al doctor Diego Mesa Puyo como nuevo ministro de Minas y Energía. Mesa venía desempeñándose como viceministro de la cartera y acompañando a la ministra Suárez en toda esta agenda”.

El hasta hoy viceministro de cartera, Diego Mesa Puyo, es experto en el diseño y la formulación de políticas públicas para el sector mineroenergético, según explicó la entidad en un comunicado.

“Asumo el reto y la responsabilidad de continuar con su política de transición energética y seguiremos trabajando para que este sector sea un motor de la economía, especialmente, en la reactivación”, dijo el nuevo ministro de Minas y Energía.

Mesa, de 38 años, tiene más de 15 años de experiencia en roles de liderazgo en entidades multilaterales, del sector privado y alto gobierno. El nuevo jefe de cartera estudió economía en la Universidad de Concordia en Canadá; tiene una maestría en economía de la Universidad de McGill en Canadá; y es titular de la Designación CFA del CFA Institute de Estados Unidos desde 2012.

Antes de trabajar en el Gobierno, Mesa fue economista y experto del Departamento Fiscal del Fondo Monetario Internacional (FMI). También se desempeñó por cuatro años como gerente y economista senior de la firma de consultoría de PriceWaterhouseCooper (PwC) en Canadá, en la que asesoró a clientes del sector público y privado en temas de energía, petróleo y minería.

Los retos del sector energético

Uno de los retos más inmediatos del sector tiene que ver con el abastecimiento de electricidad de cara al próximo año, en caso de que las condiciones climáticas no mejoren para que el nivel de los embalses llegue a diciembre en un 70 % de la capacidad.

Según el propio Ministerio, si los embalses están muy bajos para el verano 2020-2021 eso podría generar riesgos en el abastecimiento de electricidad, que ya de por sí es crítico, pero lo será más de cara a la reactivación económica que, se espera, venga en 2021.

En una entrevista reciente con este diario, Suárez aseguró que “no estamos previendo un apagón. Si en algún momento vemos que se eleva el nivel de riesgo, vamos a intervenir para evitar a toda costa esa situación. Hoy tenemos todos los mecanismos y las posibilidades técnicas para prevenir esa situación, por eso, de manera anticipada, lo estamos haciendo”.

Además de esto, otro de los asuntos para atender prontamente es el estado de la industria petrolera, que ha sufrido golpes duros durante este año por cuenta del desplome de los precios internacionales del crudo, que sólo hasta ahora muestra señales medianamente estables de recuperación.

De acuerdo con Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, “debido al descenso de los precios y a la pandemia, la compañía cerró cerca de 300 pozos (no campos completos) al cierre del primer trimestre, lo que redujo la producción en cerca de 24.000 barriles diarios, que representan un poco más del 3 % de toda la producción del Grupo. No obstante, gracias a la estrategia de eficiencias y ahorros aplicada, más del 94 % de la producción de Ecopetrol sigue siendo rentable a los precios observados en las últimas semanas”.

La ahora exministra Suárez había dicho que “nosotros habíamos tenido unos estimados de inversión al inicio de 2020 de entre US$5.000 y US$6.000 millones, lo que nos iba a llevar a una producción de cerca de 900.000 barriles. Que el barril esté por encima de US$40 ayuda mucho. La producción va a estar alrededor de los 800.000 barriles y en términos de inversión nuestra expectativa es que estemos por el orden de entre US$2.000 y US$3.000 millones. En otros frentes del sector minero tenemos proyectos que suman cerca de $40 billones en minería, hidrocarburos y energía. Por ejemplo, en energía tenemos proyectos listos por $17 billones y esos están en el tema de generación en donde está lo adjudicado en la subasta del año pasado, que son más de 12 proyectos, además hay varias iniciativas de transmisión y tenemos todas las inversiones listas para distribución eléctrica. Este sector va a ser una fuente de recuperación muy importante, desde el punto de vista de empleo e inversión”.

De fondo, uno de los retos de largo plazo del sector es la adopción y transición energética hacia fuentes renovables.

En 2019 se realizó una subasta para impulsar la integración de estas fuentes a la matriz energética nacional y para, además, fortalecer el llamado cargo por confiabilidad. Con la subasta, y los consecuentes proyectos de generación limpia, se espera que este tipo de energía represente 12,6 % de la capacidad instalada en el país para 2022 (hoy es de menos 1 %). Se trata de nueve proyectos aprobados.

La pandemia puede frenar la entrada de estos proyectos, que, dicen todos los actores del sector, tienen retos importantes en el manejo de cara a las comunidades en donde estarán funcionando.

De acuerdo con Sandra Fonseca, directora de la Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía Industriales y Comerciales (Asoenergía), “los retos de los manejos de tipo ambiental y de manejo de comunidades son inmensos. Esos aspectos, sumados a los retos asociados con las entregas de los equipos por toda la emergencia que se está viviendo, son grandes”. Por ello advierte que “preocupa la oportunidad de entrada de estos proyectos , así como la disponibilidad real de la conexión de los mismos al Sistema Interconectado Nacional (SIN)”.

La saliente ministra afirmó sobre este punto que “no he recibido información de retrasos en los proyectos de generación. Sí creería que donde se puede demorar la ejecución es en el tema de la consulta previa de las líneas de transición, ahí tenemos un retraso de la consulta previa de la línea colectora, que es fundamental”.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.