Repsol perderá 1.200 millones de euros en 2015 por caída del crudo

La primera petrolera española recuerda que su resultado neto ajustado habría registrado un beneficio de 1.850 millones de euros.

La petrolera española también espera "profundizar en su programa de eficiencias".Bloomberg News

La petrolera española Repsol anunció este miércoles que va a realizar provisiones por 2.900 millones de euros debido al bajo precio del crudo, por lo que registrará unas pérdidas de 1.200 millones de euros en sus resultados de 2015.

"Ante el continuado escenario de bajos precios del crudo y del gas, el Consejo de Administración de Repsol ha decidido (...) realizar provisiones contables extraordinarias por valor de unos 2.900 millones de euros en sus resultados del ejercicio 2015, tras lo cual situará su resultado neto en unos -1.200 millones de euros", informó la petrolera en un comunicado a las autoridades bursátiles españolas.

"Estos saneamientos podrán revertirse positivamente en las cuentas de resultados de próximos ejercicios, cuando cambie el escenario de precios", afirma Repsol en este avance de resultados.

La primera petrolera española recuerda que su resultado neto ajustado (sin contar medidas extraordinarias, como estas provisiones) habría registrado un beneficio de 1.850 millones de euros el pasado año, lo que supone un 8% más que en 2014.

De la misma manera, "el resultado neto ajustado del cuarto trimestre de 2015 se situará en unos 450 millones de euros, lo que representa un aumento de más del 20% respecto al último trimestre de 2014".

"La gestión de los negocios en el periodo (2015) se ha producido en un contexto de intensa y continuada caída de los precios del crudo y gas, por lo que Repsol ha profundizado en la aplicación de sus planes de generación de sinergias, mejora de eficiencias, desinversión de activos no estratégicos y reducción de inversiones", afirmó la petrolera presidida por Antoni Brufau.

En esta línea, la compañía afirmó este miércoles que reducirá "en un 20% adicional" las inversiones previstas para 2016, después que en octubre pasado ya anunciara una reducción del 38% en los próximos cuatro años en el marco de su plan estratégico 2016-2020.

De esta forma, las inversiones totales el próximo año "se situarán en torno a los 4.000 millones de euros", según Repsol.

Otras medidas para hacer frente a la actual situación de bajos precios será "profundizar y acelerar el programa de desinversiones no estratégicas", que el plan estratégico cifraba en 6.200 millones de aquí a 2020.

En principio, la compañía preveía realizar la mitad de estas desinversiones en el periodo 2016-2017 y el resto entre 2018 y 2020.

Repsol también quiere "acelerar y aumentar las sinergias derivadas de la integración de Talisman", la petrolera canadiense absorbida el pasado año por la compañía española por 8.300 millones de dólares.

"Ya se han identificado cerca de 400 millones de dólares anuales (frente a los 220 millones de dólares estimados a la fecha de la adquisición), y materializado más del 50% de las mismas", según Repsol.

La petrolera española también espera "profundizar en su programa de eficiencias" de manera que este año "el total de sinergias y eficiencias alcanzará una cifra del orden de los 1.100 millones de euros, más del 50% del objetivo incluido en el plan estratégico a alcanzar en 2018".

El peor escenario de este plan preveía un barril de crudo a 50 dólares en los próximos cinco años, pero actualmente el barril se vende en torno a los 32 dólares.

La petrolera española no es la única que se está viendo afectada por la caída de los precios del crudo, sino que también lo están sufriendo competidores como el francés Total, el británico BP o el estadounidense ExxonMobil.

Repsol tiene previsto presentar sus resultados anuales el 25 de febrero.

Temas relacionados