'Republicanos deben dar el siguiente paso'

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo que ese partido debe “decirnos lo que necesita” para alejar a EE.UU. del abismo fiscal.

Timothy Geithner, secretario del Tesoro de EE.UU., dijo que no se puede seguir especulando con el abismo fiscal. / AFP
Timothy Geithner, secretario del Tesoro de EE.UU., dijo que no se puede seguir especulando con el abismo fiscal. / AFP

Timothy Geithner dijo que los republicanos del Congreso debían dar el siguiente paso en las negociaciones sobre el abismo fiscal, luego de que desestimaran la oferta inicial que hiciera la administración Obama la semana pasada.

El secretario del Tesoro ha tomado una línea dura en conversaciones cada vez más tensas en torno al presupuesto, para llegar a un acuerdo antes del fin de mes.

“Lo que vamos a hacer es seguir buscando formas de resolver este problema. Pero finalmente, ellos tienen que acercarse a nosotros y decirnos lo que creen que necesitan”, le dijo Geithner al programa This Week (“Esta semana”), de la cadena ABC. “Lo que no podemos hacer es seguir especulando sobre lo que funcionaría”, añadió en la entrevista emitida el domingo. Geithner ha estado a cargo de las conversaciones con los líderes del Congreso, en representación de Barack Obama.

El jueves se reunió con John Boehner, el vocero de los republicanos en la Cámara de Representantes, y con Mitch McConnell, el principal senador republicano, para presentar de forma detallada el plan de reducción del déficit diseñado por Obama para evitar el abismo fiscal.

No obstante, la conclusión de la reunión fue decepcionante, pues los republicanos consideraron que la oferta de Obama incluía impuestos demasiado altos para los ricos y muy pocos recortes en los programas del Gobierno para la salud y las pensiones. Obama también está haciendo otras exigencias, como un incremento permanente en el límite de préstamo de Estados Unidos, un programa de refinanciación de casas más agresivo y al menos US$50.000 millones más en estímulos. Esto ha molestado a los republicanos.

Si no se llega a un acuerdo antes del 31 de diciembre, Estados Unidos probablemente deba enfrentar una combinación de aumentos tributarios y recortes al gasto que amenaza con llevar a la economía de nuevo hacia la recesión el próximo año.

Geithner se mostró confiado de que finalmente se llegaría a un acuerdo y dijo que era inevitable que se produjera un “espectáculo político”. “De hecho, creo que llegaremos al objetivo”, dijo. “Ya estamos haciendo algunos avances, pero todavía falta cierta distancia por recorrer”.

Sin embargo, el secretario del Tesoro dijo que era demasiado temprano para programar conversaciones cara a cara entre Obama y Boehner, que sólo se han reunido una vez (el 16 de noviembre) desde que el presidente fue reelegido. “Lo haremos cuando sea razonable”, dijo Geithner. Los republicanos “reconocen que tendrán que moverse en torno a varios temas, pero todavía no saben cómo hacerlo”.

Geithner reiteró que la principal exigencia que la administración Obama les hace a los republicanos es que permitan un incremento de 35% a 39,6% a los impuestos de los estadounidenses más ricos, el cual era el nivel que tenían durante la administración Clinton. Esto se combinaría con un límite a las reducciones tributarias para los ricos, como parte de un paquete diseñado para aumentar en US$1,6 billones los ingresos a lo largo de una década.

Los republicanos han aceptado la segunda propuesta de limitar las reducciones tributarias, pero han puesto una fuerte oposición a los aumentos en los impuestos.

 

últimas noticias