Retoque final al Titán Plaza

Tiendas como GAP, Victoria’s Secret y Zara estarán en las instalaciones del lugar.

Una semana más de espera para abrir las puertas del centro comercial Titán Plaza, en la esquina de la calle 80 con Avenida Boyacá, no es tan crítica si se tiene en cuenta que se trata de un proyecto que lleva más de 15 años de gestación y que promete convertirse en un ícono de Bogotá.

Así lo considera Andrés Arango, presidente de Ospinas, quien inspecciona al detalle los últimos toques dados por un ejército de obreros que día y noche no pararán de trabajar para dejar a punto los 179.000 metros cuadrados del centro comercial que abrirá sus puertas al público este 26 de julio.

Es un lugar moderno, una obra titánica, en efecto, en la que se utilizaron 40.000 metros cúbicos de concreto y 11.000 toneladas de acero, con piezas de más de dos toneladas que se tuvieron que izar para soportar la gigantesca estructura de la cubierta. Eso cuenta uno de los artífices del proyecto, Álvaro Peláez, presidente de Cusezar, responsable de la construcción de la obra.

Este centro comercial cuenta con cuatro pisos, en los cuales 55.000 metros cuadrados acogerán por primera vez en el país a marcas reconocidas a nivel mundial como GAP, Forever 21, Victoria’s Secret, Bebe y Pull & Bear. Además de grandes formatos como Falabella, Home Sentry, Carrefour, Arturo Calle y Zara, que tendrán locales de más de 1.000 metros cuadrados.

Habrá lugar para 2.000 vehículos y tendrá una plataforma de descenso dentro del corazón del centro comercial, que dará seguridad a los usuarios que llegan en taxi o en un vehículo de paso que luego sale del lugar.

El centro comercial tendrá una torre de oficinas, que estará lista para final de año, y dos pisos dedicados a la diversión, donde habrá un gran parque y seis salas de Cine Colombia. Además contará con una zona verde en las terrazas, para que las familias puedan disfrutar de la vista de la ciudad. La empresa estadounidense RTKL introdujo un concepto arquitectónico que permite crear un oasis urbano dentro de una metrópoli en constante movimiento; por ello los espacios verdes para la gente que busca relajarse y disfrutar de un ambiente natural en un gran centro comercial.

En estas obras adicionales de infraestructura, los desarrolladores hicieron inversiones por $15.000 millones.

Uno de los compromisos del desarrollador es la construcción de 3,1 kilómetros de vías adicionales, entre ellas un viaducto, para soportar la movilidad de más de un millón de personas diarias por la zona. El sector, además, ha sido dotado con 35.000 metros cuadrados de espacio público y la recuperación y construcción de 400 metros de ciclorrutas.

Temas relacionados
últimas noticias