Revelan investigación del por qué el Samsung Note 7 fue un fracaso mundial

La multinacional perdió más de 4.500 millones de dólares por este caso que en Colombia no tuvo afectados.

La familia Galaxy ha sido una de las más exitosas. Pero el Note 7 falló./ EFE

Imágenes en donde se veía un teléfono celular echando humo. Mensajes e las redes sociales que hablaban de las fallas constantes del equipo. Anuncios en las aerolíneas que prohibían a sus pasajeros cargar este equipo en sus terminales de entretenimiento. Todo un fracaso mundial. En eso se convirtió el Samsung Galaxy Note 7, una máquina que prometía mucho, pero terminó en una pérdida para la fabricante y desarrolladora de tecnología de más de 4.500 millones de dólares.

Pero, ¿qué fue lo que pasó? ¿Es cierto que la falla estaba en la batería? ¿El problema estuvo en el software? Pues la respuesta, esperada no solo por los usuarios sino por el mercado en general y los accionistas de la multinacional, será revelado este lunes 23 de enero. La indagación fue encargada a una consultora estadounidense de seguridad tecnológica llamada UL.

El problema comenzó público comenzó entre octubre y septiembre del 2016 cuando Samsung ordenó el retiro masivo de dicho teléfono celular, uno de los de alta gama y que traía consigo una historia de éxito de la familia Note, todos “phablet” reconocidos por su lápiz y alto rendimiento.

Y es que se trata de confianza en un mundo donde el consumidor es rey. Confianza que fue tocada cuando sus compradores, incluso los que no habían reportado falla en sus teléfonos, tuvieron que devolverlo para que la compañía estuviera tranquila y exenta de posibles accidentes.

De acuerdo con la agencia EFE, dicho fracaso “causó una caída del 30 por ciento interanual en su beneficio operativo (de Samsung) durante el tercer trimestre del año pasado, hasta los 5,2 billones de wones (4.190 millones de euros, 4.575 millones de dólares)”.

En Colombia no se conoció ningún caso porque el equipo no alcanzó a llegar a los canales de  distribución de tecnología y tampoco a los operadores de telefonía. Pero la aerolínea Avianca, la más grande del país, dio la orden en donde prohibía que alguien conectara ese equipo a la carga dentro de las aeronaves. La decisión la tomó porque existía el riesgo de que algún viajero hubiera comprado el celular en un viaje internacional y lo tuviera como su equipo personal. Por eso la prohibición.  

Samsung ha sido la marca de mayor crecimiento del sector en Corea, y también ha logrado hacer lo propios en el resto de mercado en los que está, como el colombiano, peleando el primer lugar con la norteamericana de Apple, quien sigue siendo líder desde que el histórico Steve Jobs creó el modelo táctil del iPhone. Sin embargo las marcas chinas han aprovechado el conocimiento que tienen en la manufactura barata y han logrado desarrollar teléfonos de alta gama con precios mucho más bajos que los de nos estadounidenses y los coreanos. 

Temas relacionados