Revolcón por bienes incautados

La Sociedad de Activos Especiales culminó el proceso de convocatoria para cambiar a los actuales 1.000 administradores de bienes decomisados a personas vinculadas con actividades criminales.

Hotel El Prado de Barranquilla, actualmente administrado por la SAE. / Archivo
De seguro que en alguna ocasión usted se ha preguntado qué pasa con las casas, las empresas, las fincas y los carros provenientes de actividades criminales y que son incautados por el Estado. Estas fortunas quedan a cargo de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), una filial de CISA (Central de Inversiones), que actúa como sociedad comercial de economía mixta vinculada al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y que actualmente administra los bienes que estaban en poder de la liquidada Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE).

Esta entidad culminó en junio la convocatoria para quienes estaban interesados en ser depositarios de los bienes inmuebles y sociedades incautadas del narcotráfico y otras actividades ilícitas para ser administradores o liquidadores de éstas, teniendo en cuenta que por malos manejos en el pasado se presentó la liquidación del DNE, ya que de los 1.000 depositarios existentes, tan sólo 42 de ellos le reportaban a esta entidad y lo que se pretende actualmente es volver a adjudicar estas administraciones.

Para esta nueva etapa se presentaron 1.495 postulantes y después de un proceso dispendioso para cumplir los requisitos, como no tener antecedentes judiciales, disciplinarios y fiscales a nivel nacional e internacional y no estar reportado en centrales de riesgo ni ser moroso del Estado, se quedaron en el camino 1.011 interesados, quedando seleccionados sólo 484 nuevos custodios, lo que llevaría a realizar una nueva convocatoria para completar los 1.000 depósitos existentes.

“Estamos construyendo una nueva historia para lograr ser eficientes en los procesos de administración de estas propiedades, porque lo que generan estos bienes, si se logran comercializar adecuadamente, son recursos para apoyar la inversión social, la justicia, la financiación de la Fiscalía General de la Nación y proyectos de lucha contra el crimen organizado”, dijo Virginia Torres, presidenta de SAE, agregando que estas personas serán sometidas a unos perfiles de riesgo de acuerdo con su acreditación en capacidades técnicas, administrativas y financieras para soportar la entrega de un número determinado de inmuebles.

La SAE señala que el nuevo proceso tiene como objetivo dinamizar la rentabilidad y productividad de los recursos del fondo para la rehabilitación, inversión social y lucha contra el crimen organizado (Frisco).

“Los trámites fueron muy fuertes, pero logramos ser seleccionados y lo que aspiramos es a poder administrar en forma transparente estos inmuebles”, dijo Carmen Gómez, representante de la inmobiliaria Castellanos y Gómez, una de las entidades escogidas. De igual manera, el señor Marco Fidel Ortiz, de la compañía Aservivienda, mencionó que “la rigurosidad del proceso les otorga calidad y responsabilidad a quienes fuimos elegidos”.

La directora del SAE mencionó, además, que los bienes que administra actualmente la entidad suman $6 billones, “con cerca de 50 hoteles, como El Prado o el predio del Club de los Millonarios, al norte de Bogotá, o la casa que era del extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha. También contamos con 2.000 inmuebles en proceso de comercialización”, agregó que los bienes recibidos de la liquidadora de la Dirección Nacional de Estupefacientes fueron cerca de 20.000, junto a 90.000 muebles representados en papel moneda, obras de arte y 10.000 vehículos.

Según la directiva, en dinero efectivo incautado del narcotráfico y otras actividades ilícitas la SAE cuenta con US$10 millones extintos, de los cuales la US$6 millones se encuentran en proceso de monetización a través de un convenio con el Banco de la República con un proceso que incluye a la Reserva Federal de Estados Unidos para que valide cada dólar. “En euros tenemos una cifra importante y estamos monetizando cerca de 2 millones de euros. También hemos encontrado cerca de US$20 millones invertidos en Bonos Yankees (emitidos por el Tesoro de EE.UU.), los cuales serán monetizados”, explicó.