La revolución del talento en Corona

Carlos Enrique Moreno, presidente de la organización Corona, reconoce que el liderazgo es fundamental para el desarrollo en Colombia.

Cada día inicia a las cinco y quince de la mañana para el presidente de la Organización Corona, Carlos Enrique Moreno. Como su pasión es leer incansablemente, empieza con los periódicos, aunque no le faltan los libros o los artículos académicos que le esperan también en su escritorio donde los clasifica y aborda con un método específico: los subraya, hace resúmenes, organiza su información y luego pone en práctica sus enseñanzas porque le han marcado la ruta del éxito. En sus palabras, “la lectura me permite abrazar otras perspectivas y no tener vacíos intelectuales. Es una herramienta fundamental para el liderazgo y puerta ideal para el desarrollo empresarial, social y nacional”.

Con esta filosofía de vida, desde que asumió la gerencia de Corona en 2011, su prioridad ha sido el desarrollo de la gente y su educación. Su primer paso fue fortalecer el programa de liderazgo que estaba implementado. Lo hizo más cercano e impactante, para que sus colaboradores sintieran que todos pueden ejercerlo y pulir sus habilidades. De esta manera, a través de talleres, lecturas y tareas retadoras, son más de 700 las personas que han vivido la experiencia y hoy la ejercen en sus tareas diarias. Según Juan Manuel Parra, profesor del Inalde Business School, “estos proyectos comunes permiten edificar empresas sostenibles y construir una Colombia diferente”.

Los resultados en Corona son papables. El 43% de las ventas de la empresa son producto de desarrollos hechos durante los últimos tres años. El diseño, la creatividad, la implementación de estrategias y el trabajo en equipo se ven reflejados en vajillas con mucha estética que hacen parte de los hogares colombianos. Por ejemplo: su más reciente colección, la vajilla Pedro Ruiz, se agotó en los principales centros de distribución. Es una obra que mezcla naturaleza, diseño y consenso entre talentosos jóvenes y colaboradores con sobrada experiencia. “Estoy muy orgulloso de trabajar con gente creativa y capaz y con jóvenes apasionados que me retan cada día”, resalta Carlos Enrique Moreno.

Una de sus tareas como gerente es precisamente acompañar a las nuevas generaciones de la organización en los procesos de aprendizaje, involucrándolos en la toma de decisiones. Esto se logra a través de la comunicación permanente. Según Flavio Jácome, director de posgrados en Economía de la Universidad Javeriana, “son los jóvenes quienes van a dirigir las organizaciones y las enseñanzas de los líderes mayores son determinantes”. Lo ratifica Moreno: “confío en ellos, dejo que se equivoquen, me encanta su irreverencia. Les doy fuego, los reto para que salgan adelante, quiero que se gocen la vida y eso se logra cuando hay oportunidades como las tuve yo”.

Nacido en Medellín, ingeniero mecánico con maestría en economía y estudios en alta gerencia, y una reconocida trayectoria por Zenú, Suramericana de Seguros, gobernación de Antioquia, Homecenter y Corona, Carlos Enrique Moreno se ha rodeado siempre de líderes que han reforzado su convicción de trabajar en equipo dando el 100% de sus capacidades. Un aprendizaje adquirido desde su hogar, donde aprendió de su padre la vocación por los negocios con responsabilidad social y de su madre la lectura incansable. “Crecí en un ambiente de riqueza intelectual en el que siempre se habló de nuestro rol en la sociedad. Por eso aprendí a amar a Colombia y quiero trabajar para verla mejor”.

Hoy sabe que desde la organización Corona puede hacerlo. Por eso, junto a un grupo de empresarios y de la Cámara de Comercio de Bogotá, respalda también el proyecto “Líderes en Trayectoria Mega”, creado para formar emprendedores en temas de ejecución de proyectos y desarrollo de talento humano en las organizaciones. El principio fundamental es la comunicación, herramienta que permite movilizar a la sociedad hacia un mismo sueño. “Queremos más líderes apasionados, respetuosos e innovadores en Colombia, para que nos ayuden a edificar empresas sostenibles”, sintetiza, sin dejar pasar su consigna personal: “con mucha lectura y educación, que son el fundamento".