Revolucionando al mundo desde Medellín

Se espera que 20% de las ventas sea por productos innovadores creados en el país.

Imagínese revolucionar al mundo inventando un producto tan necesario como el papel higiénico, o cambiar la tradición como cuando apareció el pañal desechable para reemplazar el de tela. Esto ya es posible gracias a que la multinacional Kimberly Clark abrió las puertas de su centro de innovación a los talentos y promesas de la investigación en el país, en temas como nanotecnología, ergonomía, bioingeniería y diseño de empaques.

Este centro de innovación se aloja temporalmente en la Escuela de Ingeniería de Antioquia, mientras que se alista la sede permanente en el Parque Tecnológico Manantiales, una reserva forestal ubicada en el Alto de Las Palmas y cercana al aeropuerto José María Córdova. Desde allí trabajarán investigadores de los más altos niveles académicos, que desde ya pueden enviar sus hojas de vida para ser parte del equipo de desarrollo tecnológico para la compañía.

La directora del centro de innovación Kimberly Clark en Colombia, Andrea Orifici, alentó a cualquier investigador interesado en ofrecer soluciones con “la construcción de un planeta saludable, en donde los clientes se deleiten con lo que hacemos y, sobre todo, donde seamos pioneros en inventar un nuevo futuro y transformemos ideas y tecnología en soluciones”.

Actualmente Kimberly Clark cuenta con tres centros de innovación en el mundo. El más antiguo está en Estados Unidos, hace aproximadamente un año se instauró uno en Corea, y el último está en Colombia, donde esperan tener una sede propia el último trimestre de 2013.

Orifici considera sobre estar en Colombia: “Es acercarnos a todo lo que es local y regional, lo que nos permitirá adaptar nuestras innovaciones al mercado del lugar. La exigencia de los consumidores latinoamericanos en cuanto a precio hará que desarrollemos materias primas que nos permitan llegar a ellos, y empresas locales pueden darnos la posibilidad de tener ese tipo de materiales. Estamos buscando socios estratégicos, entre ellos, las universidades y el sector privado, los cuales son fundamentales para alcanzar este objetivo”.

Antonio Caicedo, vicepresidente para América Latina de Kimberly Clark, aseveró: “Hasta el momento tenemos diez personas, y abriremos cincuenta plazas para investigadores especializados en cada una de las áreas que necesitamos; lo que requerimos es diversidad de talento”.

La ubicación geográfica del país es para Kimberly Clark una razón poderosa para poner sus instalaciones en Medellín, donde la reserva forestal “es calidad de vida para los talentos e inspira motivación”. “Esperamos recibir muchas propuestas de investigadores apasionados que quieran imaginar en nuestro equipo”, finalizo Orifici.

 

últimas noticias

Rionegro tendrá el primer tren ligero del país

“Big Data” aplicado al campo en Colombia