Rolls-Royce hace frente a la caída del crudo

Rolls-Royce lanzó ayer la advertencia de que los bajos precios del petróleo y otras noticias podrían afectar las ganancias de 2015, pero prometió tomar medidas decisivas para restaurar la credibilidad de los inversionistas luego de la cadena de advertencias del año pasado sobre las ganancias.

Al reportar una caída de 8% sobre las ganancias subyacentes previas a impuestos para 2014, que llegaron a 1.600 millones de euros, y la primera caída en una década en los ingresos subyacentes, el grupo de aeromotores advirtió que la dramática caída en los precios del petróleo desde el último verano había creado un “aumento en la incertidumbre” para muchos de sus clientes, en especial los de alta mar.

John Rishton, el director ejecutivo, dijo que los fundamentos de la compañía eran “sólidos”, pero describió 2014 como un “año mixto”, dado a la “reducción en el gasto por parte de nuestros clientes de defensa, la incertidumbre macroeconómica y la caída en los precios de las commodities”.

“Como respuesta a estas situaciones, estamos tomando acciones decisivas para mejorar el desempeño financiero del grupo y aceleraremos nuestro foco en el cliente, la concentración, el costo y el efectivo”, dijo.

Esto incluye un gran programa de reestructuración en la división de aeroespacio y una racionalización continuada en la división de tierra y mar.

Rishton, que reportó una caída de 6% en los ingresos subyacentes, que llegaron a 14.600 millones de euros el año pasado, puso de relieve el potencial futuro de Rolls-Royce con un libro récord de pedidos, que actualmente es de 73.700 millones.

No obstante, la reacción inicial por parte de los analistas fue de decepción. Alex Joyner, analista senior de Galvan Research, dijo: “Luego de su peor año en una década, acentuado por múltiples advertencias de ganancias, estas cifras harán poco por darles seguridad a los inversionistas de largo plazo. Es cierto, se ha cumplido la guía y el récord en el libro de pedidos ofrece una esperanza. Sin embargo, Rolls-Royce no ha podido cumplir con las medidas de reducción de costos”, dijo.

Muchos analistas habían esperado que el nuevo director de finanzas, David Smith, cuya llegada se dio luego de la abrupta salida en noviembre del veterano Mark Morris, que estuvo 27 años en la compañía, reiniciara las expectativas para la segunda fabricante de motores aéreos más grande del mundo.

Temas relacionados

 

últimas noticias