Rosneft siente las sanciones de Estados Unidos

La estatal petrolera de Rusia le pidió al gobierno del presidente Vladimir Putin US$42 mil millones como apoyo para contrarrestar los efectos de las restricciones.

Igor Sechin, presidente de la estatal petrolera rusa Rosneft. / Bloomberg

Rosneft, la estatal petrolera rusa, le solicitó al gobierno de su país hasta US$42.000 millones de apoyo, una clara señal del creciente costo de las sanciones de Occidente contra Moscú.

El gobierno de Rusia considerará la petición hecha por Igor Sechin, la cabeza de Rosneft, para contrarrestar durante las próximas dos semanas el impacto de las restricciones occidentales contra la compañía que es propiedad del Estado, dijo ayer el primer ministro encargado, Arkady Dvorkovich.

La petición de Sechin incluyó una propuesta para que el Gobierno gaste 1,5 billones de rublos del fondo de bienestar nacional, que apoya el sistema de pensiones del país, para comprar la deuda de Rosneft, según una persona familiarizada con el asunto. Las sanciones impuestas por Estados Unidos el mes pasado a Rosneft restringen su capacidad para reunir financiamiento de largo plazo.

La petición de Rosneft es una de varias señales de que las sanciones más duras con respecto a la confrontación más directa entre Occidente y Oriente desde el fin de la Guerra Fría están haciendo mella. El Kremlin dijo ayer que el apoyo a la industria agrícola, poco después de una prohibición de productos occidentales, requeriría de 40.000 millones a 50.000 millones de rublos al año.

Alexei Kudrin, exministro de Finanzas y uno de los asesores económicos de mayor confianza de Vladimir Putin, dijo que la petición de Rosneft confirmaba la pérdida que generarían las sanciones de Occidente a la economía de Rusia, y lanzó un tuit diciendo que el régimen de las sanciones le costaría a Rusia “al menos” US$200.000 millones durante los próximos tres años.

Occidente aumentó durante el mes pasado la presión sobre la industria energética de Rusia, que entrega más de la mitad de los ingresos del Gobierno. Estados Unidos ha impuesto sanciones sobre la productora de gas de Rosneft, Novatek, y junto con la Unión Europea ha restringido la venta de tecnología a la industria de petróleo de Rusia.

Sechin le envió al Gobierno varias propuestas para apoyar a la compañía luego de las nuevas sanciones. Rosneft no quiso comentar sobre la carta, que fue reportada primero por el medio Vedomosti.

El grupo petrolero está muy endeudado tras gastar US$55.000 millones para comprar el año pasado a TNK-BP, luego de tener una deuda neta de poco menos de US$1,5 billones a finales de junio, que debe ser pagada para el fin del próximo año.

Los analistas consideran que es cómodo dadas las decenas de miles de millones de dólares en pagos por adelantado que debería recibir por parte del CNPC de China bajo un acuerdo de suministros a largo plazo. No obstante, el ambicioso abanico de proyectos de la compañía, entre los que se hallan los recursos de desarrollo de energía del Ártico, puede estar en juego si no hay acceso a la financiación y la tecnología de Occidente.

 

últimas noticias
contenido-exclusivo

Así forman a los futuros líderes de Colombia