Rusia ataca plan de rescate a Chipre

Vladimir Putin no apoya el impuesto sobre todas las cuentas bancarias, pues afectaría a los ahorradores.

Vladimir Putin y otros líderes de Rusia atacaron la propuesta liderada por la Unión Europea (UE) de imponer un impuesto sobre todas las cuentas bancarias, como parte de un rescate de 10.000 millones de euros para Chipre.

Según el acuerdo al que llegaron con los acreedores internacionales en las tempranas horas del sábado, se impondrá un impuesto de 6,75% a todos los depósitos menores de 100.000 euros, mientras que si están por encima de este límite tendrán un impuesto de 9,9%.

Sin embargo, las propuestas generaron indignación en la isla del Mediterráneo y generaron largas filas en los bancos durante el fin de semana, a medida que los ahorradores procuraban retirar sus fondos.

Las conversaciones lideradas por Nicos Anastasiades, el presidente de Chipre, se desarrollaron el lunes para suavizar las propuestas. Entre ellas, se encontraba la de reducir de 6,7% a 3% el impuesto sobre los depósitos por debajo de 100.000 euros.

Según un asesor del gobierno, quienes tengan cuentas bancarias con un valor entre 100.000 euros y 500.000 euros perderían 10%, mientras que los depósitos por encima de 500.000 euros se verían golpeados por un impuesto de 15%.

El impuesto sobre los depósitos fue diseñado para reunir 5.800 millones de euros como parte de un rescate de 17.000 millones de euros al sistema bancario del país. El impuesto de los ahorradores fue exigido por un grupo de países acreedores liderado por Alemania, para reducir el valor del rescate.

Putin fue uno de varios líderes de Rusia que criticó el rescate durante una reunión el lunes con asesores económicos. Éste se hizo sin consultar a Moscú y, según banqueros de Nicosia, podría costarle hasta 2.000 millones de euros a los dueños de cuentas rusos.

“Mientras que evaluaban el impuesto adicional propuesto para las cuentas bancarias en Chipre, Putin dijo que esta decisión, si se tomaba, sería injusta, no profesional y peligrosa”, dijo el vocero del presidente luego de la reunión.

Anton Siluanov, el ministro de finanzas de Rusia, también criticó la maniobra, poniendo de relieve el que la UE no hubiera discutido antes la propuesta con Rusia.

“La decisión en torno a los impuestos sobre los depósitos, en nuestra opinión, no es justa porque los problemas de la supervisión bancaria y la regulación se trasladan a los inversionistas”, le dijo a los periodistas el vocero luego de la reunión. Y añadió: “No tengo conmiseración por nuestros hombres de negocios”.

“Teníamos un acuerdo con nuestros colegas de la UE según el cual tomaríamos acciones coordinadas”, dijo Siluanov. “Nuestro papel era quizás relajar los términos del acuerdo para que Chipre pague su crédito. Al final, la UE actuó imponiendo un impuesto sobre los depósitos sin consultar a Rusia y por esta razón vamos a reconsiderar el tema de nuestra participación desde el punto de vista de reestructurar el préstamo anterior”.

Los inversionistas alrededor del mundo al principio se espantaron por la incertidumbre que rodeaba a Chipre y esto generó una caída en las acciones y en el precio del euro, causando una fuga hacia refugios como los bonos del Tesoro de Estados Unidos y los del gobierno de Alemania. Esto aumentó todavía más su precio.

 

últimas noticias

La hora de las startups