Salario mínimo para 2015 será de $644.350 y sube 4,6%

El incremento decidido por el Gobierno fue de 4,6% es decir que para el próximo año el alza será de $28.350 sobre el actual monto de $616.000.

Después de um mes de negociación, el ministro del Trabajo, Luis Eduardo Garzón, anunció que de nuevo el Gobierno del presidente Santos decidió que el incremento salarial para 2015 será de 4,6%, ante la negativa de los representantes de las centrales obreras y los gremios empresariales para ponerse de acuerdo sobre el aumento.

El incremento decidido por el Gobierno significa un aumento de 28.350 pesos sobre los 616.000 pesos para el salario mínimo que rige actualmente. Esta alza beneficia a más de 1,2 millones de trabajadores.

Hace más de dos semanas las partes presentaron sus propuestas de crecimiento del salario mínimo para 2015, en donde los gremios empresariales ofrecieron 4,2%, que en la noche del martes elevaron a 4,5% y los representantes de las centrales obreras propusieron 9,5%, iniciativa que mantuvieron hasta el final de las negociaciones.

La mayoría de analistas, e inclusive las partes de la mesa de concertación, reconocieron la dificultad de un acuerdo, pues argumentaban que las coyunturas actuales por el TLC con Corea, la devaluación del peso, la caída del precio del petróleo y el cambio de reglamentación de las horas extras, eran todos factores que daban argumentos para pujar de cada lado.

La reforma tributaria fue tal vez el punto más sensible, y parecía que iba ser el principal obstáculo a superar para lograr la concertación, que al final no se logró. Por ello en las últimas dos semanas tomó relevancia la anécdota de Rafael Pardo, ex ministro de Trabajo, quien indicó que “si se analizan las negociaciones del salario mínimo de los últimos tres años, vemos que sólo se logró acuerdo entre trabajadores y empresarios en dos de ellos, pues el único que año en que no se llegó a un consenso fue cuando se hizo la anterior reforma tributaria, que creó el impuesto CREE. Entonces sí es claro que cuando hay un proceso de reacomodamiento en los balances de las empresas por estos cambios tributarios, la ampliación del costo laboral presenta restricciones”.

El ministro de Trabajo consideró que "nunca podremos sentirnos contentos con que el nivel de aumento del salario podamos decir que es justo". Explicó que se espera una inflación de 3,6% y el alza de 4,6% del salario significa un punto por encima del IPC (Índice de Precios al Consumidor).

"Nadie en Colombia podrá decir que el salario mínimo es un salario envidiable para cualquier trabajador", dijo Garzón.

La Andi, satisfecha

Horas más tarde de la decición adoptada por el Gobierno, el presidente de ANDI, Bruce Mac Master destacó que la decisión tomada por el Gobierno Nacional cumple con tres objetivos fundamentales para fomentar la economía colombiana, los cuales consisten en; mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores a superar ampliamente las inflaciones proyectadas para el 2014 y 2015, mantener el impulso de la demanda y por último ser prudentes con la decisiones económicas del 2015.

Señaló que “lograr el acuerdo siempre fue la voluntad de los empresarios” y recordó que el sector privado “incrementó su propuesta este lunes desde un 4,2% hasta un 4,5%”.

El directivo gremial también resaltó la “voluntad del Gobierno y la actitud conciliadora de las centrales de trabajadores durante las conversaciones para definir el aumento del salario mínimo en 2015”.

Mac Master explicó además que el próximo año el panorama económico presenta importantes desafíos. “Las proyecciones económicas para 2015 enfrenta retos importantes tanto internos como externos, coyunturas que seguramente fueron tenidas en cuenta a la hora de determinar el incremento del salario mínimo”.

En ese sentido, Mac Master añadió que las “decisiones económicas que se deben tomar durante el año entrante deben ser incluidas en un marco de prudencia ante los desafíos que se avecinan”.

Por último, y con respecto al incremento del salario mínimo, el presidente de la ANDI indicó que “se debía encontrar un punto que favoreciera a los trabajadores colombianos, pero que también apoyara la formalización del empleo y el impulso de la competitividad de la industria colombiana”.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra