¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 48 mins

Sale por la 'puerta trasera' director ejecutivo de Barclays

Por una evidente manipulación de las tasas interbancarias Libor, tuvo que dejar su cargo en una de las firmas bancarias más importantes del Reino Unido.

“Barclays anuncia la renuncia de Bob Diamond como director ejecutivo y director de Barclays, con efecto inmediato”. Con esta escueta comunicación, el banco británico, uno de los más fuertes de Europa, le puso cabeza a lo que sería el escándalo sobre la manipulación de las tasas interbancarias Libor. Y con tan solo una explicación, agregó que “la presión exterior sobre Barclays alcanzó un nivel que ponía en peligro la empresa y no podía permitirlo".

La información, publicada en la Bolsa de Londres, había generado una seguidilla de especulaciones, provocada por anuncios como el que había hecho el propio Barclays el pasado miércoles, cuando hizo público el anuncio e pagara 360 millones de euros de multa para hacer cesar las investigaciones sobre el asunto de las autoridades de regulación financiera de Gran Bretaña y Estados Unidos, aseguró la agencia AFP.

“Estoy muy decepcionado porque los acontecimientos de la semana pasado dan una imagen de Barclays y de sus empleados que está muy alejada de la realidad”, había dicho Diamond en un comunicado. Sin embargo, Marcus Agius, presidente del consejo de administración de Barclays, desde el lunes anterior había querido asumir la responsabilidad presentando también su renuncia en lo que se había catalogado como la estrategia para bajar el tono del escándalo. De ahí, precisamente, fue que el primer ministro británico David Cameron anunció la creación de una comisión de investigación parlamentaria encargada de esclarecer el escándalo. Pero fue el mismo banco quien explicó que Agius fungirá como director encargado hasta que se encuentre un reemplazo. 

Diamond, un banquero estadounidense acompañado de una serie de exitosas jugadas en el negocio financiero, había estado desde el comienzo, en la mira de los entes de control y supervisores. En términos concretos, su pecado estaría centrado en que algunas de sus movidas buscarían poner a su favor las tasas de interés interbancarias, que son las que definen el precio con el que los bancos se prestan dinero mutuamente y, también, indirectamente, el precio de los créditos a los particulares y a las empresas.

"Es la decisión correcta para Barclays y para el país", aseguró George Osborne, el ministro de finanzas. "Espero que sea el primer paso hacia una cultura de la responsabilidad en el sector bancario británico", agregó en una entrevista a la BBC. Por lo pronto, Diamond tendrá que declarar este miércoles ante el parlamento británico para explicar sus acciones, mientras dejará de recibir sus astronómicos salarios, pues era llamado “el banquero de los 100 millones de libras” debido a sus ingresos.

Temas relacionados