Salida de la CAN sería "una equivocación" de Ecuador: empresarios

Las exportaciones de Ecuador a Perú, Colombia y Bolivia, los otros miembros de la CAN, superan los 2.000 millones de dólares al año.

La Cámara de Comercio de Quito alertó este viernes de que una posible salida de Ecuador de la Comunidad Andina (CAN) significaría "perder la única zona de integración comercial" abierta al país y "una equivocación más" del Gobierno.

Según el presidente de esa entidad, Blasco Peñaherrera, la CAN representa un mercado anual equivalente a 7.800 millones de dólares, con un crecimiento este año de un 35 por ciento.

Las exportaciones de Ecuador a Perú, Colombia y Bolivia, los otros miembros de la CAN, superan los 2.000 millones de dólares al año, lo mismo que se vende a la Unión Europea (UE), resaltó Peñaherrera.

El martes pasado, el vicecanciller de Ecuador, Kintto Lucas, anunció que su país dejará la CAN antes de fin de año si los países miembros no atienden sus quejas comerciales e intervienen en el bloqueo de sus camiones por parte de transportistas colombianos.

Lucas señaló que su país le pidió a Colombia, que ostenta la presidencia temporal, una reunión extraordinaria de mandatarios del grupo en las próximas semanas para tratar el tema.

Peñaherrera destacó en su rueda de prensa que para Ecuador salir de la CAN supondría "una equivocación más en lo que han sido cinco años de política comercial errática, que nos han aislado del resto del mundo" y significaría "perder la única zona de integración comercial positiva" a la que tiene acceso.

En ese sentido, Peñaherrera recordó además la importancia de "insistir" al Gobierno para que reanude las conversaciones de un acuerdo comercial con la Unión Europea y que abra negociaciones para "conseguir un tratado de complementación económica y comercial con Estados Unidos".

El pasado miércoles, el Senado de Estados Unidos anunció la extensión de las preferencias arancelarias andinas (ATPDEA), que premian los esfuerzos antinarcóticos de Colombia y Ecuador con la entrada a su mercado sin pagar aranceles de la mayoría de los productos de ambos países.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, esa medida "es un pequeño tanque de oxígeno", pero enfatizó que en todo caso Ecuador no puede "depender de la voluntad de naciones generosas como Estados Unidos".

Según el dirigente, debido a la situación económica de ese país "hay muchas voces internas para que los tratados de preferencia se conviertan en Tratados de Libre Comercio".

En la rueda de prensa también se refirió a las nuevas reformas tributarias en Ecuador, que a su juicio "generan un ambiente nefasto para la inversión".

Peñaherrera criticó además la nueva ley Antimonopolio, que calificó como una "nueva mala señal al mundo" porque evidencia que "éste es un país donde hay mucha discrecionalidad, mayor autoritarismo y menor inversión".

"Es una mala ley y habrá que revisarla cuando nuestro país vuelva a ser democrático", finalizó.

El Gobierno mantiene, por su parte, que la ley disminuirá el dominio de algunos mercados por parte de un puñado de empresas.

 

últimas noticias