‘Salvaguardia es una medida desesperada’

Según Javier Díaz, presidente de Analdex, los aranceles a las importaciones desde Colombia en el país vecino responden al impacto de la caída de los precios del petróleo. Sector manufacturero, el más afectado.

Javier Díaz, presidente de Analdex. / Archivo El Espectador

Al igual que Nicolás Maduro, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, aprovechó su viaje con motivo del encuentro ministerial de China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para hacer una —la primera— visita oficial a ese país. Según los titulares de prensa, Correa estuvo en el otro lado del mundo “reivindicando” la integración latinoamericana y abogando por la creación de una moneda regional. Pero mientras aseguraba para su país una inversión de US$5.296 millones por parte de China, en Colombia y Perú crecía el descontento por la resolución del gobierno ecuatoriano según la cual una salvaguardia cambiaria, desde el 5 de enero, impone aranceles a los productos que lleguen de esos orígenes.

Para Perú se fijó un derecho aduanero del 7%., y para nuestro país, uno del 21%. El gobierno colombiano rechazó de inmediato la medida y anunció una reunión para la próxima semana entre la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez Correa, y su homólogo ecuatoriano. Perú, por su parte, reclamó ante la Comunidad Andina (CAN), cuya secretaría general tiene ahora un plazo de 29 días para pronunciarse.

El argumento de Colombia es que, según los lineamientos de la CAN, un país puede imponer salvaguardias siempre y cuando el otro con el que comercia haya devaluado su moneda por vía administrativa, algo que no sucede en el caso colombiano. En diálogo con El Espectador, Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), explica las posibles razones e implicaciones de la decisión tomada por el país vecino.

¿Lo toma por sorpresa el anuncio de Ecuador?

Sí. Esta medida la habían expuesto el año pasado y el exministro (de Comercio) Santiago Rojas se reunió en su momento con las autoridades ecuatorianas, que tomaron la decisión de no adoptarla. Creo que es una muestra del desespero del gobierno ecuatoriano por la caída de los precios del petróleo.

Ellos no tienen una moneda propia. No pueden devaluar, entonces recurren a medidas administrativas, restringir o disminuir sus importaciones. Creo que este es el caso. Habrá que ver por la vía del diálogo si se logra llegar a un entendimiento con Ecuador como se hizo el año pasado cuando pretendían tomar la medida. Si no, habrá que ir a las instancias jurídicas para ver si es legal o no, según el ordenamiento jurídico de la Comunidad Andina.

¿Qué tan importante es para Colombia el comercio con Ecuador?

Para nosotros es muy importante, porque si bien el valor del comercio no es una cifra extraordinaria, algo más de US$2.000 millones, el 96% de esos productos que exportamos son manufacturas, es decir, productos con valor agregado. Colombia exporta al mundo un 70% de productos básicos. El comercio con Ecuador es importante para nosotros no tanto por la cantidad sino por la calidad.

Y Colombia, ¿qué tan importante es para Ecuador?

También es importante. Un comercio de US$1.000 millones para un país como Ecuador no es despreciable. Creo que con eso se abre la posibilidad de un diálogo, porque de no llegar a un acuerdo, los dos países van a perder.

¿Qué subsectores son los más afectados?

Vendemos productos de la construcción, papelería, alimentos... Es un comercio muy diversificado.

¿La estructura productiva entre los dos países es complementaria?

Colombia exporta manufactura e importa materias primas y productos intermedios. Buena parte de ese comercio es complementario y no competitivo.

¿Qué dice esto, después de casi 20 años de libre comercio, sobre el momento que atraviesan las relaciones comerciales ?

En el pasado ha habido incidentes. Ecuador siempre ha tenido una molestia porque Colombia tiene una balanza superavitaria. Parte de lo que hemos dicho es cómo podemos comprar muchos más insumos y productos ecuatorianos, y eso es parte de por qué el comercio ha venido creciendo. Colombia ha hecho un esfuerzo por importar materias primas y productos intermedios. En el pasado hemos tenido diferencias, pero finalmente se ha llegado a acuerdos, ya sea de manera bilateral o con la mediación de la secretaría de la CAN.

 

 

[email protected]

 

Temas relacionados