Samsung estaría en conversaciones para comprar división de Fiat

La surcoreana está particularmente interesada en los negocios de iluminación, entretenimiento a bordo y teleinformática de Magneti Marelli y podría considerar la adquisición de la totalidad de la compañía.

Bloomber

Samsung Electronics Co. se encuentra en conversaciones avanzadas para comprar algunas o todas las operaciones del fabricante de autopartes Magneti Marelli a Fiat Chrysler Automobiles NV, de acuerdo a personas con conocimiento del asunto.

Samsung está particularmente interesada en los negocios de iluminación, entretenimiento a bordo y teleinformática de Magneti Marelli y podría considerar la adquisición de la totalidad de la compañía, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las conversaciones son privadas. El acuerdo sería por más de US$3.000 millones con una meta de cerrarse este año, dijo una de las personas, lo que sería la adquisición más grande para la compañía fuera de Corea del Sur. Las acciones de Fiat aumentaron la mayor cantidad desde octubre de 2014.

El vicepresidente, Lee Jae Yong, de 48 años, está dando nueva forma a la mayor compañía de Corea del Sur, en tanto asume responsabilidades de las que antes se encargaba su padre. Ha vendido activos y reducido el alcance del conglomerado en tanto busca repuntar de una desaceleración en el negocio de smartphones. Un viraje hacia componentes para autos podría ayudar a reducir la dependencia de Samsung de la electrónica de consumo.

Lee, que ha sido director del accionista mayoritario de Fiat Chrysler, Exor SpA, desde 2012, también posicionaría a su compañía para beneficiarse del mayor interés en los automóviles por parte de empresas de tecnología. Apple Inc., Baidu Inc. y Google están centrando su atención en los automóviles, ya que buscan desplegar su tecnología hacia nuevas áreas en tanto los autos se vuelven cada vez más avanzados. Samsung Electronics tenía más de US$70.000 millones de efectivo y valores realizables al 31 de marzo, de acuerdo a datos compilados por Bloomberg.

Además de su liderazgo mundial en smartphones, Samsung es el mayor productor a nivel mundial de chips de memoria y televisores. Samsung declinó realizar comentarios en un comunicado por correo electrónico. Un portavoz de Fiat Chrysler no tenía comentarios al respecto.

Fiat es la primera gran automotriz en lograr un acuerdo con Google sobre vehículos autónomos y está en discusiones con otras empresas de tecnología, dijo el máximo responsable ejecutivo, Sergio Marchionne, en una llamada en conferencia luego de dar a conocer los resultados de ganancias del segundo trimestre el mes pasado.

Luego de abandonar sus esfuerzos para lograr una fusión con General Motors Co., Marchionne ha hecho de la eliminación de deuda su principal prioridad antes de dejar su cargo en 2019. Lograr esta meta pondría a Fiat Chrysler en una mejor posición para encontrar un socio. Marchionne sostiene que la industria automotriz gasta demasiado dinero y debe consolidarse para financiar inversiones en nueva tecnología.

En diciembre, Samsung Electronics creó un equipo para trabajar con componentes para automóviles, entretenimiento a bordo y conducción autónoma. En 2009, Magneti Marelli y Samsung se asociaron para desarrollar productos de pantalla para entretenimiento, información y navegación. Samsung, que está expandiendo las ventas globales de sus pantallas utilizando diodos orgánicos de emisión de luz (OLED, por sus siglas en inglés) y soluciones de iluminación, podría ofrecer nuevas fuentes de luz y tableros flexibles para los conductores que buscan un alto diseño para su automóvil.

La adquisición del negocio aumentaría inmediatamente la magnitud de las ambiciones automotrices de Samsung a través de marcas establecidas, plantas y distribución. Un acuerdo permitiría a Samsung ser el proveedor de algunas de las marcas de lujo de Fiat, incluyendo a Maserati. Fiat escindió la marca Ferrari el año pasado.

El convenio sería, además, la mayor aproximación a los automóviles del conglomerado de Corea del Sur desde que Samsung Motors Inc. entró en bancarrota antes de su eventual venta a Renault SA en 2000.

Temas relacionados