Samsung fabricaría otra vez chips para Apple

La empresa de Cupertino gastó US$25.800 millones en esa pieza el año pasado, lo que representa el 7,6 por ciento de las compras industriales. Todo indica que se vendría el iPhone 6s.

Proveer los chips para el iPhone ayudará a Samsung a transformar su negocio de semiconductores, que el año pasado perdió US$914 millones. /Bloomberg

Samsung Electronics Co. fabricará el principal chip del próximo modelo de iPhone de Apple Inc., recuperando a un cliente que había perdido ante Taiwán Semiconductor Manufacturing Co., dijeron personas con conocimiento del tema.

Samsung empezará a fabricar los procesadores A9 para Apple en su planta de Giheung, Corea del Sur, señalaron las personas, que pidieron no ser identificadas porque el contrato no se ha hecho público. Las órdenes de compra adicionales irán al socio de Samsung Globalfoundries Inc., según otra persona con conocimiento del arreglo.

Obtener esta orden de Apple ayudará al segundo mayor fabricante de chips del mundo a recuperarse frente a TSMC, que el año pasado puso fin al monopolio de Samsung en materia de contratos para fabricar chips para el iPhone y el iPad. Ambos fabricantes aumentaron el gasto en bienes de capital para ganar contratos de Apple y Qualcomm Inc. en el sector industrial de los semiconductores, que mueve US$300.000 millones.

La orden de compra de Apple podría llevar a negocios adicionales, dijo Song Myung Sup, analista de HI Investment Securities Co, en Seúl. “Si Globalfoundries adopta rápidamente la tecnología más avanzada de Samsung y aumenta el rendimiento, también podría obtener órdenes de Qualcomm”.

Kelly Yeo, portavoz de Samsung, no accedió a efectuar comentarios. Kevin Kimbal, portavoz de Globalfoundries, dijo que su empresa no realiza declaraciones sobre sus relaciones con los clientes. Josh Rosenstock, portavoz de Apple, no accedió a efectuar declaraciones. Elizabeth Sun, portavoz de TSMC, no quiso hablar.

Apple eligió a TSMC para producir los procesadores A8 para el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus. Estos acuerdos tuvieron lugar en momentos en que las relaciones entre Apple y Samsung se agriaron por disputas legales que se remontaban a 2011.

Gasto récord

La decisión de Apple de recurrir nuevamente a su rival para la provisión de componentes cruciales podría reivindicar las inversiones que realizó Samsung para tratar de conquistar una posición de liderazgo en la tecnología de fabricación. Apple gastó US$25.800 millones en chips el año pasado, lo que representa el 7,6 por ciento de las compras industriales, informó la firma de investigación Gartner Inc.

El fabricante de smartphones de Cupertino, California, todavía no ha anunciado las especificaciones ni presentó el diseño del próximo iPhone. En el pasado, Apple lanzó versiones intermedias con la denominación S, lo que lleva a pensar que el próximo aparato que saldrá este año será el iPhone 6s.

Proveer los chips para el iPhone y su propio teléfono inteligente S6 ayudará a Samsung a transformar su negocio de semiconductores sin memoria, que el año pasado perdió 1 billón de won (US$914 millones), en uno que tendrá un aumento de 1 billón de won, dijo Song de HI Investment.

Samsung y TSMC anunciaron que harían grandes inversiones este año para instalar capacidades de producción avanzadas en sus plantas, medidas que, según los analistas, se basaban en la presunción de que recibirían órdenes de compra de Apple.

Temas relacionados