Samsung les apuesta a los selfis

Los nuevos Galaxy A3 y A5, los más delgados de la coreana, pretenden atraer a jóvenes que se mueven en redes sociales y aman las autofotos.

La compulsión por las autofotos ha sido, incluso, estudiada por la psiquiatría. / Cortesía

En este momento, pocos pondrían en duda que la fama de los selfis durará más de un cuarto de hora. Como palabra, “selfi” les ganó la batalla a las quizá más puras “autofoto” y “autorretrato”, y fue elegida como palabra del año —en su versión en inglés— por el diccionario Oxford en 2013 y después por la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) en 2014. Como tendencia, luego de ser incluso estudiada por psiquiatras, los selfis han venido para cambiar la tecnología, para hacerla adaptarse a que la gente quiera capturar una imagen de sí misma.

Es el caso del más reciente lanzamiento de Samsung en Colombia: la serie A. Los teléfonos inteligentes A3 y A5 le apuntan a un consumidor joven, de entre 18 y 24 años, ansioso por tomarse las mejores autofotos y compartirlas en sus redes sociales. Con una cámara frontal de 5 mp, es posible tomar selfis y selfis grupales con un ángulo máximo de 120° y obturar activando el temporizador con comandos de voz o poniendo la palma de la mano en frente del lente. Eso intenta resolver lo engorroso de pulsar un botón con el brazo estirado. Se puede también tomar 20 imágenes seguidas para hacer autofotos animadas, en punto gif.

Más allá de tener efectos para adelgazar la cara, agrandar los ojos o desvanecer defectos, los A5 y A3 son los más delgados de Samsung: 6,7 mm y 6,9 mm, respectivamente, una característica que sólo es posible por la carcasa de metal de una sola pieza, es decir, no se puede acceder manualmente a la batería, de 2.300 y 1.900 mAh. Tienen versiones de una sola SIM o SIM dual —doble ranura— y, en ese orden, pantallas Amoled de 5 y 4,5 pulgadas. Pesan 123 y 110,3 gramos. Ambos, con procesador Quad-Core de 1,2 GHz y sistema operativo Android 4.4.

Estos teléfonos, listos para 4G LTE y pensados como de gama media, llegarán al mercado en las próximas semanas, con precios estimados entre $800.000 y $900.000, para el A3, y en $1’000.000 o más en el caso del A5. ¿Con quién llegan a competir? Entre los smartphones que están en la gama media se pueden contar modelos como el Moto G y el Moto E de Motorola, con carcasas más sencillas, menos livianos y de dimensiones similares a los anunciados por Samsung, pero, por ejemplo, con baterías más rendidoras. Huawei, por su parte, cuenta también con características como el Wide Selfie de 88° en el Ascend G6.

The Verge calificó el anuncio del lanzamiento mundial de octubre pasado como algo que no “deslumbraría a nadie, pero que tampoco tiene nada de lo cual mofarse”. Mashable, por su parte, señaló el estreno como conveniente en un momento en que Samsung experimenta una dura competencia y resultados financieros poco satisfactorios. En su pretensión de delgadez, dijo la publicación, si bien los A3 y A5 superan al iPhone, no están “de ninguna manera cerca de hacia donde algunos diseñadores de smartphones van”.

 

[email protected]

 

Temas relacionados