Santander recaudará US$9.000 millones

Con esta transacción la entidad crediticia fortalecerá su proporción de capital.

tander es el banco más grande de la Eurozona.

La entidad crediticia Santander piensa recaudar US$9.000 millones por una venta de acciones de un día para otro, lo cual representa una radical diferencia asumida por la presidenta, Ana Botín, con respecto a la posición histórica del banco español, según personas familiarizadas con la maniobra.

El banco, que es el más grande de la Eurozona según la capitalización del mercado, y que ha enfrentado presión de los inversionistas para que reúna nuevo capital, tiene el objetivo de utilizar los fondos para fortalecer su proporción de capital y permitirle comenzar a pagar dividendos de solo efectivo, así como financiar ambiciosos planes de expansión. La venta de acciones, que se espera que tome la forma de una prospección de demanda de un día a otro, será administrada por Goldman Sachs y UBS. Las acciones en Santander fueron suspendidas el jueves, mientras la junta directiva se reunía en Madrid para discutir el plan.

La maniobra es una señal adicional de lo rápido que Botín ha hecho sentir su autoridad sobre el vasto imperio financiero que comenzó a controlar hace cuatro meses, luego de la muerte de su padre, Emilio, quien lideró el banco durante más de un cuarto de siglo.

Los analistas estiman que Santander tiene uno de los balances más débiles entre sus pares europeos. Los banqueros de inversión consideraron que luego de los anuncios del Deutsche Bank el año pasado de reunir 8.000 millones de euros de capital nuevo, Santander corría el riesgo de estar rezagado y enfrentaba una presión cada vez mayor para aumentar sus balances.

Santander no revela su proporción de capital bajo las nuevas reglas de Basilea III. Sin embargo, los analistas estiman que es inferior a 9%, que es la cifra más baja en el grupo de los 30 bancos más grandes de Europa.

En las pruebas de presión que realizó el Banco Central Europeo (BCE) el año pasado, Santander logró una posición relativamente saludable. Su capital ordinario Tier 1 cayó de 10,4% a 8,9%, bajo el escenario adverso de 2016, que es mucho más que el mínimo de 5,5%. Esto habría sido de 7,8% bajo las condiciones completas de Basilea III.

No obstante, el BCE se apoyaba en los bancos centrales nacionales para hacer el trabajo más pesado en este proceso, y se espera que el BCE esté mucho más involucrado en las pruebas de presión de este año.

En noviembre, Botín hizo su primera maniobra desde que se convirtió en la presidenta de Santander, al nombrar como director ejecutivo a José Antonio Álvarez, quien reemplazó a Javier Marín, y nombrando a tres directores nuevos e independientes, con el objetivo de darle un aire nuevo a la junta directiva.

En diciembre nombró a Shriti Vadera, la ex ministra de gobierno del Reino Unido, para reemplazar a Lord Burns como el presidente de la subsidiaria más grande del banco en el Reino Unido, que Botín dirigía antes de asumir el control del grupo.

Emilio Botín era considerado uno de los banqueros más exitosos de su generación, al hacer que Santander pasara de ser un pequeño banco regional a uno de los grupos financieros más grandes del mundo, con una red de bancos comerciales que se extendían de Brasil a México y del Reino Unido a Polonia.

 

Temas relacionados