Se abre el proceso licitatorio de 4 aeropuertos

Los nuevos modelos de concesiones que estructuró la Agencia Nacional de Infraestructura establecen que las inversiones se harán por quinquenios.

En el aeropuerto de Barranquilla la inversión será de $250.000 millones. Aquí se construirán bodegas de carga y se mejorará la plataforma. / Cortesía - El Tiempo

El renacer de los aeropuertos Ernesto Cortissoz de Barranquilla, Benito Salas de Neiva, El Edén de Armenia y Guillermo León Valencia de Popayán arrancará esta noche cuando la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) publique los prepliegos de condiciones para su rehabilitación.

Este fue el anuncio hecho por el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, quien explicó que el proceso se hará en una sola convocatoria que dejará dos adjudicaciones, en la que participarán los 10 consorcios que fueron precalificados el pasado 31 de octubre.

El primer paquete corresponde al aeropuerto de Barranquilla, en el cual se harán inversiones por $250.000 millones. Estas se dividirán por quinquenios, con el fin de incrementar las obras a medida que aumente el número de viajeros y de carga.

“Vamos a construir nuevas bodegas de carga con el fin de recuperar este nicho, el cual prácticamente se perdió con el anterior concesionario, ya que el contrato no establecía inversiones e incentivos en este aspecto”, indicó el presidente de la entidad.

En el primer quinquenio, el concesionario que gane la licitación deberá hacer inversiones por $120.000 millones y de ser necesario, podrá adelantarlas con el fin de atender las necesidades que se vayan presentando, dijo Andrade.

Este modelo de concesión, que también se aplicará al paquete de los aeropuertos del suroccidente, buscará evitar que los contratos sean estáticos, es decir, que se hacen las inversiones totales en un comienzo y cuando se incrementa el número de viajeros o de carga, los aeropuertos se quedan pequeños.

En Barranquilla se ampliará la terminal de pasajeros, se mejorará la pista, se construirán bodegas de carga y se buscará atraer aerolíneas para atender nuevas rutas.

Para el otro paquete la inversión total será de $250.000 millones. En el aeropuerto de Neiva la pista se alargará de 1.863 metros a 2.145 metros, lo que permitirá atender aeronaves de la familia Airbus A320 y Embraer 190; también se construirá una calle de rodaje. Esta terminal mueve al año cerca de 300.000 pasajeros.

El aeropuerto de Armenia, si bien tiene operación internacional, no tiene posibilidad de crecimiento, ya que la torre de control impide su expansión, razón por la cual será necesario en un futuro construir una nueva.

El concesionario deberá ampliar el muelle nacional y construir una nueva vía de acceso al aeropuerto, lo que ayudará en la certificación internacional. El Edén mueve 305.000 viajeros al año y con la llegada de la aerolínea norteamericana Spirit Airlines el movimiento de viajeros está en pleno crecimiento, lo que obligará al concesionario a ampliar las posiciones de abordaje, pasando de tres a seis.

Entretanto, en Popayán se requiere la ampliación de la plataforma, la adecuación de la terminal y al final del segundo quinquenio construir uno nuevo, ya que hoy las áreas son suficientes.

Hoy el Guillermo León Valencia moviliza 84.000 viajeros anuales y con la modernización se pretende que nuevas compañías operen en este aeropuerto, aseguró Andrade, quien explicó que los pliegos definitivos de los dos paquetes saldrán en mayo próximo.

 

 

[email protected]

@jairochacong