Se acabó el dinero para el subsidio a tasas de interés

Gobierno prometió 175 mil cupos, lo que representa una inyección de $2 billones.

Mientras que el Gobierno trata de acelerar su locomotora de vivienda para cumplir con la meta del millón de viviendas, el sector de los constructores prendió las alarmas al denunciar que ya se agotaron los recursos del subsidio a la tasa de interés, lo que podría frenar el sector.

Así lo señaló la presidenta de Camacol, Sandra Forero Ramírez, quien explicó que de acuerdo con el reporte de la Central de Información Financiera (Cifin), hoy están agotados los cupos disponibles para unidades de interés social y en 20 días podrían acabarse los de viviendas entre 135 y 235 salarios mínimos mensuales legales vigentes. En este rango hay disponibles 5.000 cupos.

La dirigente recalcó que “es urgente adicionar recursos al Fondo de Reserva para Estabilización de la Cartera Hipotecaria, (Frech)”.

Asimismo, Forero destacó que es urgente reglamentar el nuevo mecanismo del subsidio a la tasa de interés contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-14, que permitirá abrir 175 mil cupos, lo que costaría $2 billones.

Hasta la fecha los recursos reglamentados para el subsidio a la tasa de interés ($1,2 billones) han apalancado créditos hipotecarios por $5 billones e impulsado la venta de 113 mil viviendas por un valor cercano a los $9 billones.

Los segmentos de vivienda que hicieron parte de la medida representaron 75% del total del mercado en todos los estratos. El subsidio a la tasa de interés que se aplica es de 5 puntos para viviendas hasta de $67 millones, 4 puntos para viviendas hasta $117 millones y de 3 puntos para casas de $167 millones.

“La experiencia de los últimos dos años ha mostrado la enorme sensibilidad de la demanda por vivienda a los cambios en las condiciones de financiación, especialmente en los hogares con ingresos más bajos”, explicó.

Pese a la actual situación, la industria edificadora mantiene firme su compromiso en la meta del Gobierno. Sin embargo, considera que el éxito del proyecto está muy ligado a la disponibilidad de recursos para el otorgamiento de subsidios (tanto los de adquisición como el subsidio a la tasa) y a la efectividad en su desembolso, recalcó la dirigente.

Frente a esta situación, el Gobierno anunció que está en la tarea y que no dejará que se desacelere el ritmo que trae la locomotora de vivienda, ya que esto no sólo permitirá reducir el déficit de vivienda, sino que es importante por el empleo que genera.

Temas relacionados