Se agrava el desabastecimiento por paro camionero

Conalco, de Corabastos, aseguró que hay escasez y por eso productos como la cebolla han aumentado en precio cerca de 160%.

La yuca y el maracuyá subieron de precio en 66 y 60% respectivamente.

Las consecuencias de más de un mes de paro se siguen haciendo evidentes. Esta vez, la Corporación Nacional de Comerciantes en Alimentos (Conalco), conformada por trabajadores de Corabastos, aseguró que la situación de desabastecimiento es “espeluznante”, en contraste a lo dicho por el Ministerio de Agricultura. La cartera viene impulsando caravanas custodiadas por la Fuerza Pública —cerca de 800— para llevar los productos hasta las principales centrales de abasto. (Lea Con estas medidas el Gobierno intenta enfrentar el largo paro camionero).

Según Conalco, el precio de la cebolla se trepó 166 %, mientras otros, como la yuca y el maracuyá, lo hicieron 66 y 60 % respectivamente. “El desabastecimiento en Corabastos lleva meses y de ello dan cuenta las cifras oficiales del DANE sobre inflación a junio”, que se ubicó en 0,48 %.

El Ministerio de Agricultura explicó que “los precios altos de los alimentos se presentan especialmente por el incremento del tipo de cambio de los productos que son importados, el fenómeno de El Niño que azotó al campo colombiano casi durante un año, y ahora se recrudece por la situación del paro camionero”. Asimismo, según la cartera, por instrucciones del ministro de Transporte, Jorge E. Rojas, “se amplió la póliza que hay para temas de terrorismo y cubrir pérdidas por situaciones vandálicas, como las que se han presentado en estos días”.

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) afirmó que su sector “no aguanta un día más de paro”, pues “está afectando la movilización de materias primas para la fabricación del alimento balanceado para las 200 millones de aves que actualmente se encuentran en las granjas avícolas del país”. De continuar el paro, “seguirán interrumpidos los flujos de materias primas, no será posible reiniciar los ciclos de pollo de engorde y las aves de postura dejarán de poner huevos. Esto afectará de manera inmediata la oferta de estos productos, los precios al consumidor y la viabilidad económica de las empresas avícolas”.

Lo anterior se suma a lo advertido por la Sociedad de Agricultores de Colombia, que confirmó la situación crítica en puertos. “No hay dónde guardar lo que llega importado: alimentos, repuestos, equipos, y con las exportaciones ya estamos incumpliendo”, dijo Rafael Mejía, presidente de ese gremio.

Temas relacionados