'Se debe crear una nueva cultura laboral'

Desde 1995, Uruguay se ha convertido en un territorio propicio para el acceso a la internet en diferentes lugares públicos y privados (plazas, buses, entre otros) y, por supuesto, para el teletrabajo.

El protagonista en esta tarea ha sido Álvaro Lamé, fundador de la firma tecnológica Netgate, quien ha hecho de esta práctica un componente más de la cultura empresarial de su país al punto de convertirse en un renglón con ingresos anuales superiores a los US$500 millones.

Él será otro de los principales conferencistas de Foros El Espectador sobre la materia los próximos 26 y 27 julio, en las instalaciones de Corferias, en Bogotá.

¿Por qué es tan vital la implementación del teletrabajo en América Latina?
Es el modelo de trabajo de los próximos años. Hoy estamos dando los primeros pasos, pero las nuevas generaciones serán las que terminarán de provocar el cambio. Para los latinoamericanos es la oportunidad de igualar a los países desarrollados.

¿Cómo se encuentra América Latina frente a otras regiones en lo relacionado con su aprovechamiento?
Tenemos que diferenciar el teletrabajo dependiente del autónomo. En el primer caso estamos atrás frente a Europa y EE.UU., fundamentalmente porque tienen leyes laborales más flexibles; el segundo es un modelo que nace en Latinoamérica y allí creo que tenemos oportunidad de despegar.

Este año el Gobierno colombiano adoptó la Ley de Teletrabajo. ¿El país llegó muy tarde a esta experiencia?
Esto recién comienza y depende de un cambio cultural que no es fácil para nadie. Creo que Colombia está dando los pasos correctos.

¿Cuáles son las acciones más urgentes que deben adoptar los empresarios colombianos para aprovecharla?
Es un cambio de modelo, tenemos que pasar de la jornada de ocho horas al trabajo por objetivos. Creo en procesos paulatinos.

¿Cuánto puede tardar la cultura empresarial en asimilar las prácticas del teletrabajo?
No depende solamente de los empresarios, los trabajadores también desempeñan un rol de igual importancia en el proceso. Si no hay un acuerdo que además incluya al Gobierno, será muy difícil de avanzar. Esto es un ganar/ganar y así tienen que entenderlo todos los actores.

¿Qué le espera a América Latina en materia de desarrollo tecnológico para llevar el teletrabajo al siguiente nivel?
Más y mejor acceso a internet. También hay que pensar en infraestructura desde donde las personas puedan teletrabajar; es un error pensar que esta actividad se puede desarrollar normalmente desde la casa.

Temas relacionados