Se debilita inversión extranjera para hidrocarburos y minas

Se fortalece para industria, agricultura y construcción, dice informe.

Contrario a los que ha venido sucediendo en los últimos años, la inversión extranjera para el sector de la minería y los hidrocarburos vienen perdiendo participación en el monto total y para otros renglones productivos ha comenzado a repuntar.

Reciente informe del Banco de la República indica que al finalizar el segundo trimestre de este año, la inversión extranjeras directa alcanza los 4.576 millones de dólares que frente a los 4.236 millones de dólares del año pasado, para el mismo periodo, significa un crecimiento de 8,02%.

Del monto total para 2013, al menos 2.136 millones de dólares llegaron para petróleo y 986 millones de dólares para minas y canteras. En 2012, el registro había sido de 2.335 millones de dólares para hidrocarburos y 924 millones de dólares para minas.

Mientras esto sucede en el sector de explotación de los recursos naturales, para la industria, agricultura y construcción se percibe un repunte, aunque leve. Dice el Banco de la República que en el segundo semestre de este año, la inversión foránea para las manufacturas fue de 442 millones de dólares, cifra significativa si se tiene en cuenta que para el segundo trimestre del año pasado ingresaron apenas 23 millones de dólares.

Para la construcción, los recursos provenientes del exterior pasaron de un saldo negativo de 15 millones de dólares en el segundo trimestre de 2012 a 51 millones de dólares de un año después.

Y el agro que ha mostrado un importante repunte, jalonado por la caficultura, recibió en el segundo trimestre de este año 52 millones de dólares, frente a los 17 millones que habían ingresado en 2012.

Recuerda el informe del Banco Central que el año pasado el monto total de inversión extranjera fue de 15.649 millones de dólares. De esta cantidad, 5.389 millones de dólares fortalecieron la explotación minera e hidrocarburos y los restantes 10.260 millones de dólares para el resto de sector de la producción nacional.