Se desvanecería la posibilidad de una reforma pensional

Aunque Santiago Montenegro, presidente del Asofondos, habló de la necesidad de este proceso, un estudio del BID dice que no es necesario, sino que se debe llevar a cabo una agenda de trabajo a largo plazo. El Gobierno le seguiría la cuerda.

Asofondos propone eliminar subsidios de prima media. / David Campuzano
Los fondos privados de pensiones, uno de los gremios con mayor influencia por su capacidad de inversión que el Gobierno tiene en la mira para la financiación de proyectos de infraestructura, insiste en la necesidad de una reforma pensional que haga sostenible el sistema a la largo plazo. 
 
Entre otras cosas, para  Montenegro es necesario eliminar los subsidios a los afiliados del régimen de prima media, excepto los que ganan una salario mínimo. “Una forma de lograrlo sería tomando, como referencia para el cálculo de la pensión, el salario promedio de toda la vida laboral y no el de los últimos diez años.  Para la implementación de esta medida, habría que establecer un período de transición para proteger las expectativas legítimas de quienes están ahora cerca de su jubilación”, aseguró ayer en Cartagena, durante el octavo Congreso de FIAP- Asofondos.
 
Sumado a esta propuesta, para Montenegro es necesaria la creación de una “Junta Técnica de la Seguridad Social” encargada de definir edades y establecer la tasa de reemplazo, es decir lo que recibe una persona durante su jubilación con respecto a lo que devengó durante su vida laboral. 
 
Estas propuestas se suman a las ya hecha por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que sugirió igualar la edad de pensión entre hombres y mujeres, permitir que estas se hagan por debajo del salario mínimo y grabar las mesadas altas. 
 
Sin embargo, según los resultados de un informe sobre el sistema pensional de Colombia elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y revelado por el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, este proceso no sería necesario. 
 
Bastaría, dijo el jefe de la cartera, con una serie de iniciativas a largo plazo que lo pondrían al día. “Es (el informe) un complemento al trabajo que hizo la OCDE pero un poco más detallado, con más filigrana. Habla de un proceso de reformas, unas de carácter legal, otras de carácter institucional, otras de nivel de decreto, otra serie de iniciativas. Sería como una agenda de trabajo”.  
 
Para el funcionario, es “el documento más completo que se ha escrito y que esté dispuesto en Colombia sobre el diagnóstico del sistema pensional. Va a ser un referente para formular políticas en este sentido”.
 
Las propuestas del BID contemplan la edificación de varios pilares entre los que están uno solidario, para quienes están en condición de pobreza, el Gobierno les dará un apoyo. El otro sería los Beneficios Económicos Periódicos (BEAPS), en el que las personas hacen un ahorro y reciben un subsidio de 20% sobre lo ahorrado, también seguiría funcionando el régimen contributivo y las pensiones voluntarias. 
 
El presidente de Colpensiones, Mauricio Olivera, aseguró que “hay que revisar la cobertura porque es baja con respecto a otros países de América Latina y las desigualdades entre regímenes. El fin último es que los colombianos tengan una vejez digna y aumentar la cobertura del sistema”. 
 
Sin embargo, a pesar de que, como dijo el presidente Juan Manuel Santos, esté aumentando la creación de empleos formales por encima de los informales, cifras del gremio apuntan a que de los 21 millones de trabajadores que hay en Colombia tan solo siete millones cotizan pensión. 
 
Una reforma laboral, que preceda la pensional, sería necesaria para lograr un equilibrio y sostenibilidad del sistema, considera el gremio, que le apunta a una iniciativa que logre que la base de personas que hoy no realiza sus aportes por estar en trabajos inestables, lo haga. 
 
Guillermo Arthur, presidente de la Federación Internacional de Administradores de Fondos de Pensiones (FIAP), explica que “el sistema de pensiones reproduce lo que fue la vida laboral. He discutido con sectores de trabajadores en mi país y les pregunto cuánto tiempo cotizó, me responden: diez años. Le respondo: diez años cotizaste y vas a vivir 30 de la pensión. No hay magia envuelta en este tema, tenemos que incentivar la formalización y mantener un pilar básico solidario, el de los menos favorecidos, con impuestos”. 
 
Los resultados finales del informe del BID, que se conocerán en cerca de mes y medio, podría poner a tambalear la posibilidad de una reforma pensional, como la que pide este gremio, pues en la intervención de Cárdenas se notó cierto entusiasmo con las propuestas del estudio.
últimas noticias