¿Se frena la economía?

El Banco de la República asegura en sus minutas que los indicadores más recientes sugieren una desaceleración entre julio y septiembre.

Luego de que los miembros de la Junta Directiva del Banco de la República decidieran de manera mayoritaria dejar estables las tasas de interés en 4,75% durante la pasada reunión del 28 de septiembre, llegaron a una conclusión: señales como la desaceleración de la demanda interna durante el tercer trimestre de este año sugieren que en este período la economía bajó su marcha.

Durante el segundo trimestre del año, la economía creció 4,9%. Esta cifra estuvo por encima del pronóstico que tenía el Banco de la República (entre 3,3% y 4,8%). El dinamismo en la demanda interna durante ese lapso (jalonada por construcción y edificaciones) y en la ejecución de obras civiles impulsaron el resultado. Sin embargo, exportaciones, importaciones y demanda de los hogares mostraron signos de desaceleración.

Pese a esto, según las más recientes minutas del Banco de la República, “los indicadores sugieren menores crecimientos en la actividad económica. En particular, en el consumo de los hogares se podría haber presentado un crecimiento anual menor que el observado en la primera mitad del año”.

Agrega el documento que las ventas del comercio al por menor reportadas por el DANE registraron una variación anual de 1,3%, cifra inferior al 4% de junio de 2012. A los signos de desaceleración, se suma una disminución en la venta de vehículos que habría crecido menos que en el primer semestre. También, el indicador de confianza del consumidor presentó una caída.

Las minutas agregan que “a pesar de lo anterior, los indicadores de mercado laboral no muestran un deterioro claro en los últimos meses”. En cuanto al desempeño de la industria y el comercio, el Emisor asegura que “los pocos indicadores disponibles para el tercer trimestre de 2012 sugieren un débil crecimiento”.

Otro indicador ligado a la desaceleración económica, fue la caída de la demanda de energía eléctrica por parte de la industria (la caída en agosto pasado fue de 5,8% a 2,4%). Sin embargo, dice el informe, la venta de electricidad regulada presentó un incremento de 4,7% en el octavo mes del año.

Recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe de perspectivas globales rebajó la previsión de crecimiento para el cierre de este año de 4,7% a 4,3% como consecuencia de los efectos de la crisis económica mundial que comienzan a sentirse con más fuerza en Latinoamérica y en las grandes economías como China y Estados Unidos.

En contraste al pronóstico que hace el organismo, el jefe del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Mauricio Santa María, reiteró que la economía colombiana crecerá entre 4,8% y 5% al cierre de este año. Dijo que se han visto buenas señales, entre las cuales está el comportamiento del empleo. “La segunda, es el recaudo tributario que está creciendo a tasa muy altas y eso sigue siendo buen indicador”.