¿Se le acabó la “paciencia” a la Fed?

Según la Reserva Federal de Estados Unidos, las medidas que se tomarán para llevar por buen rumbo la economía dependerán de la evolución de la misma. La expectativa sobre el aumento de las tasas de interés sigue.

inflacioneeuu copia.eps

No. A pesar del cambio textual del comunicado de la Reserva Federal (Fed), el mensaje final es que la postura de política monetaria depende de la evolución de la economía. En ese sentido, las revisiones a la baja de las expectativas de crecimiento e inflación por parte de los miembros de la Fed son consistentes con una trayectoria de la Tasa de Política Monetaria (TPM) más lenta de lo estimado anteriormente.

Desde la finalización del último programa de compras de la Fed, el mercado ha estado atento a los cambios que se han hecho en el comunicado de la Fed en lo referente al primer incremento de la TPM. El 14 de diciembre se introdujo la palabra “paciente”, el 15 de enero se retiró la frase “tiempo considerable” y recientemente, el 15 de marzo, se eliminó la palabra “paciente” del texto.

En esta última ocasión, el hecho de remover la palabra “paciente” abría la puerta para que el primer incremento se diera en junio del presente año. No obstante, a pesar de la modificación del comunicado, el mensaje (tanto en el texto del comunicado como en la rueda de prensa) fue más enfático en recordar que la trayectoria de la TPM depende de la evolución de la economía y que no existe un calendario preestablecido. Así, en palabras de la presidenta de la Fed, J. Yellen, “remover la palabra paciente no significa ser impacientes”.

De otra parte, esa última reunión estuvo acompañada de la publicación de las proyecciones económicas de los miembros del comité de política monetaria. De dichas proyecciones se resalta la reducción de la estimación del crecimiento real del PIB para 2015 de 2,6%-3,0% a 2,3%-2,7% y de la inflación (PCE) que ahora se espera se ubique entre 0,6% y 0,8%, la mitad de lo estimado antes. Adicionalmente, la Fed resaltó que requiere observar mayores avances en el mercado laboral y poder confiar en que la inflación convergerá a la meta de mediano plazo de 2% antes de incrementar la TPM. En relación con la inflación, la medida implícita en los precios de mercado aún no ha regresado a los niveles anteriores a la caída en los precios de los commodities (ver gráfico 1) y la medición principal se ubicó en 0% a/a en febrero.

Todo lo anterior redundó en que los miembros de la Fed ahora estiman que la TPM para cierre de 2015 llegaría al nivel de 0,75%, frente a la estimación de diciembre de 1,125% (ver gráfico 2). Esta nueva trayectoria esperada está más en línea con las expectativas del mercado, las cuales se mantienen alrededor del nivel de 0,5% para cierre de 2015. Adicionalmente, los precios de los futuros de la tasa corta incorporan un primer incremento de la TPM en el 4T15 (ver gráfico 3), particularmente para en la reunión de del 16 de diciembre.

En resumen, la postura de política monetaria en EE.UU. se mantendrá laxa para continuar apoyando la recuperación y la trayectoria de normalización será lenta, tal y como lo venía anticipando el mercado, lo que favorece el apetito por riesgo, en línea con nuestra preferencia por la renta variable, y no modifica nuestra estimación de la tasa del bono a 10 años del Tesoro americano de un nivel de 2,35% en los próximos 12 meses.

últimas noticias

¿Qué estoy pagando en un tiquete aéreo?

Censo de población, una puerta a la vez