¿Seguirá el Emisor comprando dólares?

Analdex pidió al Banco de la República una prórroga al programa de intervención en el mercado cambiario, que está a punto de finalizar.

Este mes concluye el programa de compra de dólares anunciado en febrero por la Junta Directiva del Emisor. / Cortesía
Este mes concluye el programa de compra de dólares anunciado en febrero por la Junta Directiva del Emisor. / Cortesía

Este mes concluye el programa de compra de dólares anunciado en febrero por la Junta Directiva del Banco de la República, que en su reunión de política monetaria se comprometió a acumular al menos US$3.000 millones, con compras diarias no inferiores a US$30 millones.

De acuerdo con cifras del Emisor, en abril se realizaron compras de divisas por US$758 millones, duplicando el monto frente a los US$380 millones adquiridos en el mismo período de 2012. Entre enero y abril del año en curso se habían efectuado compras por un total de US$2.870,7 millones, muy cerca de la meta planteada.

De acuerdo con Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Colombia( Analdex), la compra diaria de cerca de US$34,1 millones que ha venido efectuando el Emisor en los primeros meses del año debe continuar, con el objetivo de que el traslado de dichas operaciones al precio del dólar, que por estos días se ha mantenido por encima de los $1.800, siga acentuándose en los siguientes meses. “La política monetaria del Banco empezó a dar sus frutos, puesto que el hecho de que la divisa se encuentre por encima de los $1.800 resulta una reacción muy importante y positiva para el sector exportador”, aclaró.

Sin embargo, para el director de análisis macroeconómico y sectorial de Fedesarrollo, Jonathan Malagón, las cosas no son color de rosa, ya que con la posibilidad de que el Banco continúe comprando los montos actuales de dólares, también se abre una brecha para que las pérdidas totales del Emisor al término de 2013 pasen de $400.000 millones (en 2012), a cerca de $900.000 millones. Incluso el mismo gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, ha admitido que la pérdida por intervenir en el mercado cambiario podría alcanzar el billón de pesos este año.

Para Malagón, las compras directas de divisas son un instrumento importante y válido, pero su efectividad para dar vuelta a fenómenos estructurales de revaluación es altamente cuestionada. Adicionalmente, esta medida tiene asociado un costo colateral: la pérdida cuasifiscal del Banco Central (déficit cuasifiscal son las pérdidas operativas de un banco central generadas por el pago de intereses en operaciones de mercado abierto).

“Este año, el nuevo ritmo de compra de divisas implementado por el Banrep llevará la acumulación a niveles cercanos a los 9 o 10 mil millones de dólares. Las pérdidas cuasifiscales asociadas ascenderán en 2013 a un valor entre 800 y 900 mil millones de pesos”, explicó.