Segundo 'round' del 'Vive Digital'

En cuatro años se pasó de 200 a 1.078 municipios conectados a redes de fibra óptica.

Se han entregado cerca de 140.000 computadores en municipios con población indígena. / Cortesía Mintic

“No queremos ser el Silicon Valley de América Latina” es una de las consignas que el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) ha dicho en más de una ocasión para describir el enfoque de la política en materia digital de este Gobierno.

Lo que el ministro Diego Molano dice perseguir es que la tecnología en Colombia sirva para superar la pobreza. Con esa directriz en la cabeza, la cartera presentó el balance de gestión 2014.

El Gobierno en 2010, con el primer Plan Vive Digital, se propuso pasar de 2,2 millones a 8,8 millones de conexiones a internet. La meta se cumplió durante el cuatrienio y, ahora, con la segunda versión del Vive Digital, que va hasta 2018, el objetivo es lograr 27 millones de conexiones.

Hace cuatro años, cerca de 200 municipios estaban conectados a redes de fibra óptica. Hoy, según el Ministerio, hay 1.078 municipios con ese acceso. Al tiempo, se está construyendo la Red de Alta Velocidad, que conectará a 27 cabeceras municipales del Amazonas, el Chocó y la Orinoquia, el 62% del territorio nacional que no fue incluido en el plan de fibra óptica.

Sin embargo, el Gobierno ha recibido críticas por un despliegue de conectividad aún con zonas del territorio nacional en donde no hay acceso a energía eléctrica. Según datos del DANE, publicados en 2013, el 2,4% de la población en el país no tiene este servicio.

“El trabajo que ha hecho el ministerio ha logrado reducir la brecha que existía entre las grandes ciudades y los municipios pequeños en materia de conectividad”, opina Gilberto Toro, director de la Federación Colombiana de Municipios. Además resalta que los pueblos en el país han podido insertarse incluso en dinámicas como el comercio electrónico.

“El esfuerzo que se está haciendo en materia tecnológica tiene que ir acompañado de mayores coberturas de energía y de contenidos pedagógicos”, agregó Toro. Para Fabián Sanabria, director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, no se le puede pedir al Mintic que haga lo que debe hacer el de Transporte, de Minas o de Cultura. Además, “no se trata de algo evolutivo: que llegue primero el agua, la energía y luego las tabletas. La gente prefiere estar conectada a tener buen alcantarillado”.

Sobre las TIC como vehículo para superar la pobreza, Sanabria opina que “suena muy bonito, pero implica desarrollos que tendrán que seguir dándose no sólo en este Gobierno, sino en los siguientes”.

Durante su gestión, el Mintic ha dispuesto 899 puntos Vive Digital, lugares diseñados para el acceso a internet, capacitación y trámites con el Estado, y 7.621 Kioskos Vive Digital “al servicio de la población urbana y campesina”, según Molano. Este año, además, se firmó el Conpes para llevar la Televisión Digital Terrestre a todo el país.

Gilberto Toro dice que la entrega de tabletas y de puntos para la conexión debe tener “acompañamiento en contenidos educativos, porque no basta sólo con entregar un computador”. El ministerio ha abierto convocatorias para el desarrollo de contenidos educativos que sean incluidos en las tabletas y computadores para educar.

Para los próximos años, resaltó Molano, se espera fortalecer también la red de 70.000 emprendedores que lograron consolidar ideas de negocios basadas en TIC, en diferentes sectores como el agro, la educación y la salud.