“La seguridad de los pasajeros no está comprometida”: director de la Aerocivil

Alfredo Bocanegra quien advierte que con el nuevo centro de control se tiene energía de respaldo para una semana.

Alfredo Bocanegra aseguró que en la nueva torre y centro de control se invirtieron más de $251.000 millones.  / Archivo
Alfredo Bocanegra aseguró que en la nueva torre y centro de control se invirtieron más de $251.000 millones. / Archivo

¿Cómo funciona el centro de control?

La torre de control es donde se encuentran los controladores aéreos y se hacen todas las funciones de operación y despegue de las aeronaves que están en vuelo y estén próximas a aterrizar, o las que están en tierra, próximas a despegar. El centro de control, llamado CGAC, tiene todo el apoyo la tecnológico para que la torre de control pueda funcionar. Es un complemento necesario para la torre de control.

Y ese CGAC, ¿qué equipos tiene?

¿Cómo funciona el centro de control?

La torre de control es donde se encuentran los controladores aéreos y se hacen todas las funciones de operación y despegue de las aeronaves que están en vuelo y estén próximas a aterrizar, o las que están en tierra, próximas a despegar. El centro de control, llamado CGAC, tiene todo el apoyo la tecnológico para que la torre de control pueda funcionar. Es un complemento necesario para la torre de control.

Y ese CGAC, ¿qué equipos tiene?

Las funciones del CGAC se están desarrollando desde el centro de navegación aérea, que es conocido como el edificio del acuario, ubicado antes de llegar al aeropuerto El Dorado. El nuevo CGAC va a contener lo siguiente: centro de control, simuladores, sala técnica especializada -que es el corazón de todos los sistemas-, una subestación eléctrica propia capaz de energizar la torre y el centro por más de una semana de manera autónoma, y una torre completa de control, que es la que ya está funcionando.

Dice: va a tener...

Cuando decimos va a tener es que el actual no tiene esos mismos respaldos, los tiene, pero no en esa cantidad ni capacidad. La torre de control nueva empezó a operar el 12 de abril y el nuevo centro de control está pendiente del proceso de traslado, se iba a hacer en esta época, pero cuando yo llego a la entidad, el 30 de junio, consideré que como teníamos la mayor cantidad de movimiento de pasajeros en esta temporada, no estaba bien hacer ese traslado ahora, porque podríamos tener algunas dificultades en el tema de energía y transmisión de datos. Por eso, optamos porque se hiciera después de la temporada, después del 20 de enero. Sin embargo, y como si alguien hubiera escuchado eso, se presentaron dificultades.

¿Cuánto invirtió el país en todas estas nuevas tecnologías para operar el sistema aéreo?

En obra civil torre y CGAC $162.000 millones; en tecnología, $59.000 millones; en la sala técnica especializada, $16.000 millones; Flow, que significa unidad de gestión y afluencia de tráfico, $8.000 millones; el centro nacional de pronóstico meteorológico, $6.000 millones. Todo dentro del gobierno Santos.

¿Con este nuevo centro no vamos a tener los problemas que se denunciaron esta semana?

En lo absoluto, con una subestación propia, con capacidad de electricidad para una semana no puede haber una interrupción porque inmediatamente se activa este respaldo.

Se ha hablado de sabotaje, ¿a quién beneficia lo que se ha denunciado todos estos días?

La denuncia puntual sobre la denominación de tipo penal de lo que se conoce como sabotaje surge del presidente de uno de los sindicatos, el señor Daniel Rangel. Nosotros valoramos que haya personas con capacidad de denuncia, no es fácil. El lunes en la tarde se formalizó la denuncia ante los funcionarios de la Fiscalía, que se encuentra de manera permanente investigando, indagando, contrastando dentro de las instalaciones de la Aeronáutica. Hay que valorar que sea un funcionario, un controlador, porque el controlador es el usuario de los servicios de tecnología de la parte eléctrica y de la parte de comunicaciones, del radar, del mesón donde realiza su actividad, de las radioayudas y por eso es un doliente directo, por eso lo valoramos y ojalá le haya dado muchas luces a la investigación de la Fiscalía.

¿Ustedes le dieron declaraciones a la Fiscalía?

Nos pidieron que hubiera personas para que pudieran interactuar con el equipo de la Fiscalía. Ahí van a estar el secretario de sistemas operacionales, que es ingeniero electrónico, y el director de telecomunicaciones, que es ingeniero electromecánico, de manera que eso les ayudará mucho en las inspecciones oculares que se realizan sobre los equipos y las instalaciones.

¿Usted cree que manos oscuras están presionando para que se pasen al nuevo centro de control?

Quisiera pensar que todo el mundo actúa de buena fe, pero estos hechos siembran muchas dudas y agradecemos el apoyo de la Fiscalía, el cual habíamos pedido desde el mes de junio, recién llegados, pero que sólo se pudo configurar con la llegada del doctor Martínez, que eso nos dé niveles de certeza. En Colombia está proscrita toda forma de responsabilidad objetiva. No puede haber una responsabilidad de la Aeronáutica Civil, porque desde el punto de vista funcional es una cantidad de personas que tenemos en diferentes roles, entonces singularizando, responsabilizando a quienes verdaderamente no actúan como debemos actuar todos, se le haría un bien a la entidad. Queremos pasar de la responsabilidad objetiva a la singularización de las responsabilidades.

¿Y para eso qué debe pasar?, ¿ayuda de la Fiscalía?

Necesariamente de la Fiscalía. Desde el punto de vista disciplinario, avanzan las investigaciones internas, pero uno no tiene la capacidad de judicializar, de privar de la libertad, de incautar unos bienes, todas esas competencias están en cabeza de la Fiscalía. Por eso valoramos tanto que haya llegado la Fiscalía.

¿En ese centro hay cámaras de seguridad? ¿La Fiscalía vio esa información?

Sí, hay cámaras y la Fiscalía hizo inspección. Vamos a ver qué resultados salen de ahí.

Cuando usted llegó sabía que esta era una entidad con una estela de corrupción y han salido al público malas prácticas como estas. ¿Qué ha pasado en su administración? ¿Investigaciones, sanciones?

Hemos tenido avances en contratación, aquí se acostumbraba a hacer contratación bajo la figura de seguridad, es decir, todo era compromiso de seguridad, entonces omitían la Ley 80. Esa práctica nosotros la desterramos porque debe haber planeación, preinversiones y se deben priorizar las inversiones con cargo al presupuesto del año siguiente. “Funcionarios que llevan mucho tiempo elaborando pliegos, evaluando propuestas, son funcionarios que es sano que sean rotados y vengan otros a desarrollar esas actividades, eso no puede tener un dueño permanente, ese proceso de rotación lo hicimos nosotros. El ministro de Transporte nos pidió la urna de cristal porque la Aeronáutica era la única entidad que no la tenía, la tiene la ANI, el Ministerio y el Invías con muy buenos resultados, aquí no la había y ya la tenemos. Ya hay pluralidad de oferentes, acabamos de tener el proceso de seguridad de la Aeronáutica, tal vez uno de los más grandes de Colombia en seguridad de instalaciones y vigilancia, más de $61.000 millones, y las personas no se iban a presentar porque no creían en la transparencia del proceso, nosotros elaboramos seis ítems para que no fuera un contrato de $60.000 millones, sino seis contratos de $10.000 millones. Tuvimos 137 proponentes, 137 propuestas y 37 proponentes habilitados. De manera que hemos avanzado exponencialmente. Eso no sé si le pueda molestar a alguien, causará mucha satisfacción a los colombianos, pero puede que les cause molestias a personas que hayan tenido intereses en el pasado.

La sombra de corrupción viene desde cuando el narcotráfico usaba a funcionarios para sus negocios ilícitos y luego se dijo que era una entidad con la que se pagaban favores políticos. Con eso que usted dice que están haciendo, ¿vamos a tener una Aerocivil limpia?

La invitación a la mayoría de los funcionarios, que actúan bien, que respetan a sus familias, que han construido una estabilidad laboral, es a que nos ayuden a depurar esta institución. Seguramente son muy pocos los que le hacen daño a la entidad, y por ellos todos estamos pagando con la mala reputación. De manera que si avanzamos en ese sentido habrá sido importante haberlo intentado.

¿Usted ha recibido amenazas?

Recientemente no.

Rangel dijo que hubo aterrizajes sin el aval de la torre de control por las fallas en el sistema eléctrico. ¿Cómo pudimos llegar a esto?

El coronel Édgar Sánchez, que es nuestro director de servicios de navegación aérea, ha sido muy claro en explicar este tema. No hay una exposición de la seguridad, de manera que lo que tiene que quedar claro es que la seguridad de los pasajeros nacionales y extranjeros no está comprometida. Hemos transportado, este fin de semana, más de medio millón de personas y nos quedan 6 millones por transportar de aquí al 9 de enero. No tenemos razones para transmitirle a la gente inseguridad. Lo que no podíamos era ocultar cosas que la gente denunciaba ni abrirle las puertas a la Fiscalía para que investigue. Ni respaldar a un funcionario que hace una denuncia y que aporta pruebas. Me dicen que en el pasado han sucedido estas situaciones, pero no se tuvo el valor, les pareció más conveniente, desde el punto de vista periodístico, que todo funcionaba bien. A nosotros nos parece todo lo contrario. El presidente nos ha pedido transparencia desde el principio, lucha contra la corrupción; el vicepresidente Vargas Lleras, con su estilo, nos ha dicho “no tapen nada” y el ministro nos ha llevado a la implementación de la urna de cristal.

Los controladores y los pilotos han denunciado que durante diez minutos estuvieron incomunicados por completo, ¿qué tan grave es esto? ¿Qué otros sistemas de comunicación de emergencia están disponibles?

Los sistemas de comunicación tienen una característica de redundancia que es un respaldo. Si, por ejemplo, El Dorado quedara sin comunicación, pueden ingresar, y ellos lo saben, por Rionegro o por el Bonilla Aragón. Igualmente existe una línea extrema que es la 121.5 megahertz, que también pueden activar. De manera que eso contradice un poco lo que han dicho otros aviadores en el sentido de que no hay una incomunicación total.

Si llegase a haber una falla, ¿los pilotos se deben mover al aeropuerto alterno?

Al aeropuerto alterno y en la comunicación alterna.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La hora de las startups