Sequía en Sudáfrica hunde en deudas a los agricultores

Las lluvias del año pasado fueron las más escasas desde que se empezó a tener registro en 1904.

El Niño ha dejado a los agricultores con lo que se espera que sea la cosecha de maíz más pobre desde 1995.Bloomberg News

Los agricultores tienen una deuda récord con los bancos sudafricanos de más de 125.000 millones de rands (US$7.500 millones) en un momento en que una sequía causada por la precipitación más baja de la historia ha devastado los campos de maíz y desalentado la siembra de cultivos.

FirstRand Ltd., el banco más grande de África por su valor, tiene la mayor proporción del total de préstamos concedidos a la agricultura entre los cuatro prestamistas principales con un 3,6 por ciento, dijo el jueves Harry Botha de Avior Capital Markets. Barclays Africa Group Ltd. tiene un 3,4 por ciento; Standard Bank Group Ltd. tiene el 2 por ciento y Nedbank Group Ltd. el 1 por ciento, dijo Botha, con sede en Ciudad del Cabo, y quien es el segundo analista clasificado en la categoría general o especialidad en finanzas de la encuesta anual de la revista sudafricana Financial Mail.

"Las áridas condiciones tendrán un impacto en las ganancias por la disminución de los rendimientos y para algunos productores las cosechas serán un fracaso total", dijo Nico Groenewald, jefe de negocios agrícolas de Standard Bank, el mayor prestamista del continente por activos.

Las lluvias del año pasado fueron las más escasas desde que se empezó a tener registro en 1904, dijo el jueves el Servicio Meteorológico de Sudáfrica. El Niño, un movimiento de agua cálida en el Océano Pacífico que normalmente conduce a un aumento de las temperaturas y a la disminución de las lluvias en África del Sur, ha dejado a los agricultores con lo que se espera que sea la cosecha de maíz más pobre desde 1995.

Impacto devastador

La presión sobre las finanzas de los agricultores se genera en tanto los bancos sudafricanos, que tienen préstamos totales superiores a 3,29 billones de rands, contienden con consumidores cada vez más endeudados. La tensión en los hogares ha empeorado debido a la aceleración de la inflación y el aumento de las tasas de interés, causados, en parte, por la caída de más de 40 por ciento en el rand frente al dólar desde el inicio del año pasado.

First National Bank, la unidad para consumidores de FirstRand, no disminuirá necesariamente los préstamos ni ajustará los criterios de crédito para los agricultores este año, dijo Dawie Maree, jefe de información y marketing de la división agrícola de FNB Business. "FNB tiene una cartera bien diversificada de clientes y no está sobre expuesta al sector agrícola", dijo.

Nedbank, que informó en octubre que había prestado 8.960 millones de rands a la industria, de un total de préstamos y anticipos de casi 649.000 millones de rands, "está preocupado por el impacto de la sequía en la economía, la industria de la agricultura y la sociedad en general", dijo John Hudson, gerente de la división de agricultura del prestamista con sede en Johannesburgo. El "impacto devastador" de la sequía "colocará a muchos productores agrícolas bajo presiones financieras y de flujo de efectivo", dijo.

Menor ingreso

"La sequía tendrá un impacto en los niveles de deuda incobrable", dijo Adrian Cloete, analista de bancos en PSG Wealth, firma con sede en Ciudad del Cabo y que administra más de 300.000 millones de rands. "Algunos agricultores probablemente tendrán dificultades para financiar sus costos de servicio de interés ya que sus niveles de ingresos serán menores por la menor siembra de maíz", agregó.

Es probable que el efecto de la sequía se sienta hacia agosto, una vez que se cosechen algunos cultivos, dijo Ernst Janovsky, economista agrícola de Barclays África.

Tanto Barclays África y Standard Bank afirmaron que continuarán dando préstamos a los agricultores.

"El 2016 será un año difícil debido al deterioro de numerosos fundamentales económicos: crecimiento económico lento, alta tasa de desempleo, un rand volátil que alcanzó niveles bajos récord recientemente, inflación creciente y tasas de interés en aumento", dijo Groenewald, de Standard Bank. "Las condiciones de sequía se sumarán a todos esos desafíos."

Temas relacionados