Sería crítico hacer un recorte al Fondo de Ahorro y Estabilización: Contraloría

Para el Presupuesto Nacional 2017-2018 disminuyen los recursos del presupuesto de regalías para el Fondo de Ahorro y Estabilización (FAE) y cae un 73%.

Archivo El Espectador

La Contraloría General de la República señaló este viernes, que no era conveniente hacer un recorte de los recursos del Fondo de Ahorro y Estabilización (FAE), al hacer un análisis del proyecto de ley del presupuesto de regalías para 2017-2018. (Lea también: Presupuesto para 2017 será de $224,4 billones)

Uno de los aspectos que resaltó el organismo es que disminuye de manera significativa el porcentaje de recursos del presupuesto de regalías que se destina al Fondo de Ahorro y Estabilización (FAE), al pasar del 22% al 6%.

Para el organismo de control, la discusión central de este proyecto en el Congreso, será el desahorro del FAE, cuyo saldo a diciembre de 2016 podría superar los $11 billones, cifra cercana al valor proyectado de los ingresos por recaudo de regalías para todo el año.

 “De todas maneras, una vez se inicie el debate sobre este proyecto de ley buscaremos en conjunto con los Honorables congresistas la forma de reorientar ingresos del Fondo de Ahorro y Estabilización, de los rendimientos financieros y de otros que se identifiquen, con el fin de fortalecer la capacidad de las entidades territoriales para dotar de obras y servicios a sus localidades y para satisfacer necesidades urgentes de sus comunidades”. (Exposición de Motivos, página 29).

Así mismo, consideró la Contraloría que la poca conveniencia de aplicar el recorte al FAE debe evaluarse a la luz de dos situaciones en particular:

 1. Ya hay un importante ajuste vía el significativo menor ahorro del FAE previsto para 2017-2018

2. está el hecho de que los problemas de eficiencia del Sistema General de Regalías, en particular la lentitud tanto en la aprobación de proyectos como en la ejecución de los mismos, han llevado a que se acumulen grandes excedentes de liquidez en la Tesorería General de la Nación, unos $6,5 billones a diciembre de 2015, que se incorporarán el próximo año, al presupuesto del 2017- 2018.

A esto se adicionan los altos saldos en las cuentas bancarias de las entidades territoriales ($5 billones de pesos), que reflejan los problemas de parsimonia en la ejecución de los proyectos de regalías.

Más razones para no desahorrar

Al presupuesto de recaudo de 2017-2018 por valor de $11,76 billones se adicionarán los rendimientos financieros, que por lo menos serán de $450 mil millones, que podrían incorporarse en el presupuesto que apruebe el Congreso en diciembre próximo. Y el año entrante, una vez se efectúe el cierre del bienio 2015-2016, se tendrán que adicionar, necesariamente, los saldos no ejecutados que serán del orden de los $6.5 billones.

Con todas estas sumas, el presupuesto total del bienio podría superar los $18 billones, valor que no difiere significativamente del presupuesto total del bienio 2015-2016 ($19 billones).

En este sentido, la Contraloría estima que, teniendo en consideración estas cifras y la lentitud que ha caracterizado la ejecución de los proyectos de regalías, no se justificaría la necesidad de incorporar recursos provenientes del desahorro del FAE.

Respecto de los recursos del recaudo efectivo de 2015-2016, la inversión crece en todos los departamentos y entidades excepto Meta, las Corporaciones Autónomas Regionales y Cormagdalena donde cae. Ver cuadro adjunto:

 

últimas noticias