Servicios fijos, entre prioridades TIC en 2016

Aumentar la penetración de la banda ancha fija y abordar la portabilidad en estos servicios son retos para el sector en el año que empieza.

El sector telecomunicacionesTIC afronta para 2016 el reto de acelerar su dinamismo y apoyar decididamente la economía, con redes y servicios que propendan por reducir la brecha social entre los ciudadanos, mediante la inclusión social y el acceso a la sociedad del conocimiento.

La Constitución Política establece el derecho a la información para todos los ciudadanos. Es así como la Televisión Digital Terrestre (TDT) debe ser una prioridad en la agenda del país para alcanzar la inclusión social. Ésta difunde la información a todos los ciudadanos, fomenta la identidad cultural y contribuye a la consolidación de la soberanía nacional. La TDT, un servicio abierto, radiodifundido, público, gratuito y en alta definición, requiere, como lo ha propuesto Aciem, de una política que masifique y fomente su apropiación como labor social en beneficio de los ciudadanos.

Por otro lado, desde 2010, Aciem ha propuesto, como una política, que Colombia elabore un Plan Nacional de Banda Ancha Fija. El Estado debe intervenir para aprovechar la red de fibra óptica extendida por todo el país, mediante la Última Milla con miras a que hogares y empresas accedan al servicio de banda ancha fija.

Se deben considerar las redes de transporte, dispositivos para el acceso, contenidos y aplicaciones, apropiación para su uso (educación digital) y capacidad de absorción de la tecnología (productividad).

Es necesario separar las estadísticas de la banda ancha fija y móvil, como no se hace hoy por parte del Gobierno, pues esta distorsión (suma de banda ancha fija y móvil) no permite comparar al país, cuando se tienen referentes internacionales. La OCDE recordó: “Los mercados fijos son tan importantes como los móviles (y son la base de estos)”.

Colombia debe actualizar la definición de la velocidad que se considera banda ancha, que hoy está en 1 Mbits por segundo. Es viable considerar metas de banda ancha de al menos 30 Mbps para ciudadanos y 100 Mbps para un porcentaje importante de empresas y hogares. La penetración de la banda ancha fija debe incrementarse como los países de la OCDE, que están en el 25 %, con fibra óptica al hogar.

Asimismo, desde el año 2014, cuando se implementó la portabilidad en los móviles, el país quedó rezagado en la implementación de la portabilidad numérica fija. Esta portabilidad favorece a la pymes cuando se trasladan de lugar o cuando cambian de operador fijo. Para Aciem, esta portabilidad es el mejor fomento a la competencia, también para los hogares, ya que permite cambiar de operador sin perder el número telefónico. Los países que han implementado la portabilidad numérica han establecido los dos servicios simultáneamente.

También es de resaltar que el mayor mercado de servicios públicos en Colombia es el de telecomunicaciones-TIC. Por tal motivo, Aciem ha propuesto de manera reiterada la creación de una superintendencia de Telecomunicaciones-TIC que integre en un ente especializado y técnico las labores de inspección, control y vigilancia de este sector.

Sobre regulación, Aciem ha propuesto la revisión de los actos promulgados por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), para determinar si efectivamente Colombia acompaña a la comunidad internacional, en el sentido de que no haya ninguna restricción al acceso de contenidos y aplicaciones por parte de los usuarios, tanto para los servicios móviles como fijos. Al respecto consideramos que no hay en el país una neutralidad de red.

Desde el punto de vista de educación, el Plan Vive Digital II debe considerar la inclusión de programas de apoyo en investigación y desarrollo para las ingenierías de electrónica y telecomunicaciones, ya que el principal impulso dado por el Gobierno es únicamente al diseño de aplicaciones, cuya base son los desarrolladores de software, es decir, la industria TI.

Sin duda, otro de los temas claves en 2016 será la subasta de espectro. El Gobierno debe realizarla luego de determinar, mediante un estudio, el número de operadores que son adecuados para el mercado nacional de servicios móviles. También, decidir si se eliminan los topes de espectro, para la participación de todos los operadores presentes.

Además, debe examinar, previo a la subasta, si el espectro adjudicado está siendo bien utilizado por los operadores, pues éste es un bien inenajenable e imprescriptible, que debe ser usado de manera eficiente. Los operadores siempre pedirán más espectro, pero el Estado debe controlar su adecuada utilización en beneficio de los usuarios.

Por último, luego de cuatro años de debates y consultas, la CRC expidió en el año 2015 el Reglamento Técnico para Redes Internas de Telecomunicaciones (Ritel). El Gobierno, mediante una decisión administrativa con la cual Aciem no estuvo de acuerdo, aplazó el acto regulatorio que le dio vida jurídica. Es indispensable retomar su vigencia y puesta en operación. El reglamento favorece a los usuarios, ya que con una red interna de telecomunicaciones única tienen la libertad de elegir al proveedor que más les convenga o eventualmente cambiarlo cuando lo deseen. El Ritel fomenta la competencia, la libre elección y evita el monopolio de los operadores.

*Presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem).