Superservicios pide a mandatarios regionales planes para contrarrestar El Niño

Deben generar campañas de uso eficiente del agua y ahorro de energía.

Acciones de mitigación para contrarrestar los efectos del fenómeno de El Niño solicitó la superintendencia de Servicios Públicos Domiciliaros a los mandatarios territoriales, en misivas enviadas a los alcaldes y gobernadores del país.

La superintendenta, Patricia Duque Cruz, solicita a estas autoridades adelantar las gestiones tendientes a garantizar la adecuada implementación y ejecución de los planes de emergencia y contingencia por parte de las empresas prestadoras del servicio público de acueducto, especialmente en lo relacionado con la mitigación del riesgo por desabastecimiento de agua potable con ocasión del fenómeno climático, dice un informe de prensa de la entidad de control.

La superintendencia recuerda las acciones particulares que deben adelantar los alcaldes y gobernadores:

Los gobernadores están obligados a: gestionar y coordinar las acciones necesarias con las autoridades de salud, ambientales y consejo departamental para la gestión del riesgo, a fin de mitigar los impactos generados por dicha situación, buscar fuentes alternas de abastecimiento, prestar apoyo económico y operativo para salvaguardar el consumo mínimo de agua potable a la población del departamento, activar los mecanismos de apoyo establecidos en su Plan Departamental de Agua, coordinar que la infraestructura y recursos disponibles se utilicen con un enfoque regional, de tal manera que tengan una mayor cobertura e impacto sobre la población afectada.

En cuanto a la responsabilidad de los alcalde, la superintendencia considera que deben elaborar e implementar los planes de contingencia y operacionales de emergencia frente a un evento de desabastecimiento, que garantice la cobertura, calidad y continuidad en la prestación de los servicios.

Identificar fuentes hídricas alternas de abastecimiento, posibilidad de interconexión con otros sistemas para la provisión de agua, exploración de fuentes subterráneas; así como costos adicionales, fuentes de financiación y requerimientos para implementación y operación, articular las medidas de contingencia formuladas con las acciones propuestas por el municipio a través de la participación en los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD).

Valorar la capacidad de respuesta funcional y operativa para soportar la provisión de los servicios bajo condiciones de escasez y adelantar las gestiones de coordinación y apoyo, para aquellos sectores de la población que no puedan ser abastecidos por el prestador. Establecer, en coordinación con las entidades de orden regional, los niveles de alerta frente a posibles fenómenos de desabastecimiento de agua.

Coordinar con los prestadores del servicio de acueducto y alcantarillado, estrategias para la implementación de medidas de contingencia frente a un posible evento de desabastecimiento de agua, a nivel urbano y rural, determinar los inventarios de recursos para la atención de emergencias por desabastecimiento de agua.

Generar campañas de uso eficiente del agua y ahorro de energía y articular las acciones requeridas con las corporaciones autónomas regionales.

En caso de sequía, priorizar el uso del recurso hídrico para abastecimiento de agua potable para consumo humano sobre los otros usos.