Surtifruver rompe cobijas con dueños de la U. San Martín

La policía de Chía tuvo que intervenir en el desalojo que el dueño del popular mercado ordenó contra su antiguo socio.

Almacenes SurtifruverArchivo El Espectador

El lunes en la noche, el presidente de Surtifruver Alonso Orjuela dio la orden a sus empleados de impedir la entrada de las personas encargadas del local de carnes que funciona en la sede de Surtifruver en Chía. Estaba cansado de los incumplimientos de su socio, Mariano Alvear, dueño de la Universidad San Martín. 

Unas 30 personas, entre guardias de seguridad y empleados de Alvear, se apostaron frente a Surtifruver para impedir el desalojo. La Policía de Chía tuvo que intervenir para evitar que la situación se saliera de control.

De acuerdo con la versión de Orjuela, hace cuatro años firmaron un convenio de concesión en el que Alvear, a través del Centro de Biotecnología (CIBRE), vendiera carnes en sus locales. “El contrato se venció y hace seis meses les pedí que nos devolvieran el espacio pero ellos no han querido entregar”, explicó Orjuela.

La razón que lo llevó a pedir de vuelta el local fueron los problemas que han rodeado a la Universidad San Martín y sus dueños en los últimos meses.

“Durante el tiempo del contrato recibimos quejas de clientes, cuestionamientos a la calidad de los productos. Incluso un día no fueron a trabajar los empleados porque no les estaban pagando. En vista de todo esto, decidimos no renovar el contrato. Desde entonces se perdieron y no dieron la cara”, cuenta molesto Orjuela.

Para mañana se tiene previsto el desalojo de sus socios en otros dos locales de Surtifruver (Autopista y Calle 134).

Martín Alvear, quien ha estado al frente del negocio de carnes, aclaró que el origen del problema “son diferencias comerciales que pueden suceder. El tendrá sus criterios y nosotros otros. Quien debe decidir quién tiene la razón es el estamento correspondiente. No son diferencias profundas. Simplemente cosas comerciales”.

Explicó que el contrato de disolución tiene términos y parámetros que cada uno ha interpretado distinto. En cuanto al modelo de negocio, Alvear dijo que el objetivo es hacerse cargo de los productos cárnicos de principio a fin de la cadena y crear redes sin intermediación. También recordó que la empresa no ha tenido problemas con otros de sus socios en la distribución con Jumbo, Carulla y La 14. 

Temas relacionados