Sus inversiones, sus riesgos

¿Sabe usted qué peligros está corriendo con su dinero?

En el mercado existen profesionales que ayudan a planificar las finanzas. / 123rf

Es muy fácil encontrar ahorradores e inversionistas que hacen alarde de su buena fortuna o de su gran capacidad para hacer rendir su dinero y que muestran con cierta felicidad y orgullo las tasas en las que han colocado sus inversiones. Pero no se ven las caras de aquellos que luego terminaron defraudados literalmente o sorprendidos por el resultado inesperado de su inversión.

La historia está llena de ejemplos que muestran por qué las personas deben ser cautelosas. Madoff, comisionistas poco serios, pirámides como DMG, etc.

La legislación en el mundo, y en Colombia, no es ajena a ello, busca proteger cada vez más al consumidor financiero. Mecanismos como el del Autorregulador del Mercado, la exigencia de capacitación a los profesionales del área de las finanzas, la educación financiera que se promueve desde la misma Asobancaria, la implementación de la certificación internacional CFP para los planeadores financieros personales en Colombia son esfuerzos importantísimos que redundarán en beneficio de los consumidores, pero lo importante es que estos sean conscientes de sus propios riesgos.

Ya hace unos años las cosas cambiaron para los inversionistas, pues a diferencia de épocas anteriores, no es factible, o por lo menos regular, vivir de los rendimientos que arroja la renta fija, por lo que las personas buscan mejorar sus rentabilidades buscando nuevos vehículos.

Esa búsqueda es aprovechada por inescrupulosos que ponen en riesgo la seguridad financiera de los ciudadanos para hacer de las suyas.
Por eso es bueno preguntarse cuál es el nivel de riesgo que está dispuesto a asumir para lograr mejorar sus rentabilidades. En el mundo de los planeadores financieros personales sabemos que todos los inversionistas en el fondo son por definición arriesgados para las utilidades y conservadores para las pérdidas, pero es deber del ahorrador, del proveedor de servicios de inversión y de los planeadores lograr identificar realmente los riesgos antes de asumir posiciones en su portafolio. La verdad es que la mayoría de inversionistas continúa en la oscuridad acerca de lo que significa riesgo y diversificación, se mueven más por intuición que por un análisis detallado y juicioso de las ofertas del mercado financiero bajo el contexto de una asesoría profesional.

En el siglo de las comunicaciones seguramente el problema no es la falta de información; por el contrario, el exceso de ella es un problema para el inversionista común. Cómo procesar toda la información que se produce a diario en los mercados. Por ello lo recomendable sería acudir a fuentes confiables, no todo lo que brilla en el ciberuniverso es cierto ni bien intencionado y consulte a un experto, para eso están; un planeador financiero está preparado para ayudarle a manejar todo este exceso de información y traducirlo en un lenguaje sencillo y acondicionado a su realidad financiera.

¿Cuál es la posibilidad de recuperarse en determinada coyuntura? ¿Está bien diversificado su patrimonio? ¿Está asumiendo riesgos innecesarios o por el contrario debería asumir mayores? ¿Qué tiempo requiere para cumplir un objetivo específico? Las respuestas a estos interrogantes podrá encontrarlas en un planeador financiero personal, el experto que le ayudará a proyectar sus necesidades y objetivos ajustados al mundo económico de hoy.


* Presidente de la Asociación
Colombiana de Planeación Financiera