Taiwán teme pérdidas de aliados de Latinoamérica y Caribe tras foro en China

Ese país tiene 12 aliados en la zona.

Expertos y políticos en Taiwán señalaron este martes su temor a que el reciente Foro Ministerial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con China afecte negativamente a los lazos de la isla con sus 12 aliados en la zona.

La participación de los aliados taiwaneses miembros de la CELAC en el foro los pasados días 8 y 9 con altos funcionarios a nivel de ministro y viceministro, fue calificada por el Ministerio de Relaciones taiwanés de "no política" y su impacto minimizado.

Sin embargo, expertos en Taiwán señalan que el foro especificó que no se limitaría a la economía sino que tocaría temas "políticos y diplomáticos", lo que ha generado preocupación en políticos y analistas.

La Declaración de Pekín, adoptada en el foro, especifica que los países participantes, bajo el marco del foro y el principio del mutuo respeto de la soberanía, mantendrán reuniones sobre temas tales como las relaciones exteriores, políticas y económicas.

"Separar la política y la economía en los lazos no será tarea fácil para los aliados latinoamericanos y es de esperar una mayor influencia china en sus sociedades, a través del cabildeo de sectores económicos y políticos beneficiados", dijo hoy a Efe el profesor del Instituto de las Américas Bai Fang-ji.

Latinoamérica y el Caribe es la zona del mundo en la que Taiwán cuenta con mayor apoyo diplomático exterior, ya que alberga a 12 de los 22 países que mantienen relaciones con la isla.

En Taiwán preocupó que el viceministro de Relaciones Exteriores panameño, Luis Miguel Hincapie, propusiese el sábado, en nombre del presidente, Juan Carlos Varela, que la próxima cumbre se realice entre "jefes de gobierno" para cooperar "al más alto nivel".

La diplomacia isleña, por medio de su portavoz Anna Kao, aseguró que las relaciones entre Taipei y Ciudad de Panamá se mantienen fuertes, y que Panamá informó a Taiwán que participará en el foro sólo como miembro de un mecanismo, la CELAC, y que no busca entablar lazos diplomáticos con Pekín.

El legislador del opositor Partido Demócrata Progresista Chiu Chih-wei, alertó hoy en una intervención parlamentaria de que existe un claro "cortejo chino a los aliados latinoamericanos" de la isla y pidió mayor alerta.

En el bando oficialista, el parlamentario del Partido Kuomintang Lin Yu-fang, respondió que China ha intensificado su presencia en Latinoamérica, incluidos los aliados de Taiwán, y pidió unión para proteger los lazos diplomáticos que enfrentan una situación crítica.

El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, al tomar el poder en 2008, declaró el fin unilateral de la competencia con China por aliados diplomáticos, y Pekín, sin establecer lazos oficiales, ha intensificado sus lazos con casi todos los aliados taiwaneses, gracias a la apertura de oficinas económicas en ambas partes.

China ha realizado inversiones e intensificado sus contactos comerciales con aliados taiwaneses en Latinoamérica, que ven como Pekín intensifica sus lazos comerciales, emprende obras de infraestructura e invierte en países latinoamericanos.

Taiwán, por su parte, mantiene una estrecha cooperación económica con sus aliados, pero no dispone del potencial chino para invertir en obras de infraestructura o para comprar materias primas.

Las promesas chinas de inversión en los aliados diplomáticos de Taiwán se concretaron, en noviembre del 2014,con la aprobación de un crédito, por valor de 297,7 millones de dólares, por parte del Banco Industrial de China para la construcción de la segunda fase de Patuca III en Honduras.

Una filial norteamericana de la empresa china Xinjiang Goldwind Science & Technology, anunció en diciembre de 2014 que recibirá financiación del Banco Mundial para la construcción de la segunda fase de una central eólica en Panamá, con un costo de 300 millones de dólares.

Además, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, inauguró el 23 de diciembre de 2014 las obras del gran canal interoceánico, adjudicado a la empresa HKND, propiedad del empresario chino Wang Jing, un proyecto valorado en 50.000 millones de dólares.

Sin embargo, no todo es positivo para los aliados diplomáticos en su creciente interacción con China, ya que las exportaciones chinas amenazan sectores de sus industrias nacionales.

Un informe de la Cepal titulado "Política económica, comercio e inversiones de Guatemala hacia la República Popular China: estrategia en el corto, mediano y largo plazo", publicado a finales de 2014, señala que entre el 60,9 y 79,5 por ciento de las exportaciones guatemaltecas a Centroamérica se encuentran "amenazadas" por las chinas. 

Temas relacionados