Tambalea de nuevo la licitación del Canal Uno

El Consejo de Estado tomó una decisión que obliga a suspender el proceso para crear un tercer canal privado. Lo que sucederá con la cadena de operación pública es incierto.

/ Archivo.

La adjudicación de toda la parrilla de programación del Canal Uno está prevista para la próxima semana. Si cumple con las condiciones, el único proponente, un consorcio formado entre NTC –que produce Noticias Uno–, CM&, RTI y HMTV –una sociedad creada en septiembre pasado–, se quedaría con todos los espacios televisivos que hoy están repartidos entre varios concesionarios.

Sobre ese proceso, y las normas que permitieron iniciarlo, han llovido críticas y acciones legales, desde la petición de medidas cautelares por parte de Programar TV, hasta una demanda por inconstitucionalidad y una denuncia penal contra el ministro TIC, David Luna. Pero, hasta ahora, todas las que han sido resueltas han sido favorables para que la licitación continúe.

El proceso, sin embargo, volvió a quedar en vilo con un reciente auto del Consejo de Estado que controvierte una decisión tomada por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca este año y que permitió al Gobierno iniciar el proceso para adjudicar el llamado tercer canal. Se trata de un proceso distinto al del Canal Uno, pues el “tercer canal” sería de operación privada y Canal Uno es de operación pública.

No obstante, según el abogado Eduardo Noriega, apoderado de la programadora de Jorge Barón –que, por no conseguir el cupo de crédito exigido, quedó fuera de la licitación en curso–, el reciente auto del Consejo de Estado tiene que ver con el proceso de Canal Uno. La razón, según él, es que para arrancar la licitación de esa cadena, el Gobierno argumentó que había cumplido con las tareas que el Consejo de Estado le ordenó en un fallo de 2014. Pero según el alto tribunal, el auto con el que el Tribunal de Cundinamarca avaló el cumplimiento de esas actividades no está en firme pues uno de los miembros del comité de vigilancia que estaba encargado de vigilar que se cumplieran las tareas, interpuso una queja argumentando que las órdenes del Consejo de Estado no se habían acatado y el alto tribunal le dio la razón.

Por lo pronto, es patente que el proceso para quedarse con un tercer canal privado de televisión queda suspendido. La directora de la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV), Ángela Mora, de hecho, anunció que se dio la orden para que salga del aire el anuncio que convocaba a los interesados en participar del proceso por ese tercer canal privado.

Sobre lo relacionado con Canal Uno, Mora aseguró que en la Junta Nacional de Televisión, que se reuniría hoy, se estudiará el tema y se comunicará una eventual decisión. Para Noriega, preocupa que, si la adjudicación se efectúa la semana próxima, será irrevocable. Eso se debe a que el nuevo consorcio, que ofertó una cifra aún desconocida por disposición de los pliegos, adquiriría derechos que después no se le podrían quitar, en caso de que la justicia determine que el Canal Uno no se podía licitar todavía. Noriega afirmó que acusará de desacato a la ANTV en caso de que el Canal Uno se adjudique.

Temas relacionados