Tasas de interés frenarán alzas en 8 %: analistas

Las expectativas de inflación se incrementan para este y el próximo año. La credibilidad del Emisor se debilita. Hoy se espera un aumento de 25 puntos.

La hora de poner freno al alza de tipos de interés aún no llega. / iStock
La hora de poner freno al alza de tipos de interés aún no llega. / iStock

Muchos esperan que los miembros de la junta directiva del Banco de la República decidan hacer un nuevo incremento de las tasas de interés al término de la reunión de hoy. Pero este no es el fin del período de alza de los tipos de interés, que se puede extender hasta agosto. Hay preocupación porque la inflación viene subiendo desde hace cerca de 12 meses, acelerada un poco por los efectos del paro camionero. (Lea: Cuando el Banco de la República subió por novena vez las tasas)

Los componentes de inflación (alimentos, transables, regulados) han tomado la cuesta desde hace más de un año y no llegan a la cima. La senda para el incremento de la tasa de interés sigue despejada, por lo menos hasta agosto, cuando se espera que llegue al 8 %. El año 2016 podría terminar con unos intereses de 7,20 %, dicen expertos. (Lea: 

La encuesta de Opinión de Fedesarrollo y la Bolsa de Valores de Colombia indica que el 78,4 % de los analistas consideran que el Banco de la República aumentará de nuevo su tasa de intervención este viernes, llevándola a 7,75 %. Bastante menos (21,6 %) son los analistas que creen que el banco central “mantendrá estable la tasa de interés”. (Lea: Las presiones del Banco de la República)

Juan David Ballén, analista de la firma Casa de Bolsa, del Grupo Aval, dice que esta es la primera vez, en varios años, que la tasa de interés está por debajo de la inflación (a junio se encuentra en 8,60 %), que “siempre estaba por encima”.

El principal argumento de los técnicos del banco central para seguir elevando la tasa de interés es la inflación, pues durante los últimos meses ha estado por encima de las estimaciones de los analistas del mercado. Las expectativas de inflación se siguen incrementado para este y el próximo año y la credibilidad del banco se debilita. Son más que argumentos para que el Emisor no se pueda dar el lujo de ponerle freno al período alcista de la tasa de interés. Uno que otro codirector del banco consideraba que ese período podría estar pronto a terminar.

Se acerca el fin

“Aún no hay certeza o evidencia de que la economía se esté desacelerando tanto que impida que ellos (el banco) suban otros 25 puntos básicos” en la tasas, dijo Francisco Javier Chávez, analista de Corredores Asociados. El muestreo revela que los encuestados se encuentran divididos respecto a la tasa de intervención a tres meses: 49,2 % espera que el nivel esté en 7,75 % y el 24,6 % considera que llegará a 8 %. En junio de este año, el codirector del Banco de la República Adolfo Meisel concedió una entrevista a El Espectador y en esa oportunidad respondió a una inquietud sobre si estábamos llegando al momento de frenar las alzas en las tasas de interés. “Lo que tengo claro es que estamos cerca del final”, respondió. “Ya estamos en un nivel alto de la tasa de intervención”, señaló entonces.

Miembros del mercado financiero esperan de todas maneras que la inflación tienda a corregir a finales de este año, pues no hay fenómeno de El Niño y el paro camionero, que algo contribuyó al alza de los precios, quedó atrás. Sin embargo, una preocupación fuertemente arraigada entre los analistas tiene que ver con lo que el Banco de la República llama “activación de los mecanismos de indexación”. Esta definición está relacionada con los bienes que suben los precios al final de año, como salarios, arriendos, peajes, salud, servicios, entre otros.

“Esto va a generar una bola de nieve” y provocará que se vengan alzas mayores en 2017, señala Juan David Ballén. Los analistas ven allí el mayor riesgo para el crecimiento de los precios el próximo año. Para frenar esas expectativas de largo plazo, el banco central tiene que actuar, dicen analistas consultados. Pero hay otros elementos ineludibles que afectan la inflación, como la reforma tributaria con su componente de un mayor IVA, de lo contrario las firmas calificadoras siguen bajando la nota de Colombia. Por lo menos a corto plazo es difícil que se presente un recorte de tasas.

En este escenario de tasas de interés al alza con una inflación incontrolable, la economía paga los platos rotos y sufre por la amenaza de las calificadoras de riesgo que han comenzado a actuar. El mercado ve la realidad incluso mejor que las firmas calificadoras y las noticias son bien preocupantes. Los análisis del mercado indican que “estamos en otro nivel de riesgo”, contrario a lo que piensa el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, que mantiene un buen grado de optimismo. Varios indicadores líderes de la economía se han venido deteriorando. Por eso hay voces que piden que se frenen las alzas.