Techo a tasa de interés limita el microcrédito

En grandes ciudades está por debajo del techo autorizado porque hay oferta de productos financieros, pero en zonas donde no hay esta presencia llevar los servicios es más caro.

El microcrédito funciona distinto a un crédito comercial o de consumo, por eso piden reglas diferentes.  / Archivo
El microcrédito funciona distinto a un crédito comercial o de consumo, por eso piden reglas diferentes. / Archivo

La presidenta de la Asociación Colombiana de Instituciones Microfinancieras (Asomicrofinanzas), María Clara Hoyos, aseguró que el techo a la tasa de interés para microcrédito ordenado por la Superintendencia Financiera es una limitante para llevar este tipo de servicios financieros a los municipios del país. “La tasa de interés que se cobra, como hay techo, no alcanza a cubrir los gastos de trasladar un asesor comercial y establecer unos mecanismos de desembolso y de recaudo en esos sitios, por lo que la entidad financiera simplemente no va”.

Además, manifestó que a pesar de que los corresponsales bancarios han sido una solución para el país especialmente en el tema transaccional, desde el punto de vista de productos financieros de microcrédito y de microahorro no han llegado a suplir la necesidad de esos municipios donde no hay presencia de entidades financieras.

Hoyos recordó que en Colombia existe techo a la tasa de interés para microcrédito, distinto a lo que pasa en otros países, como Perú, Bolivia o México, donde no hay ese techo, y lo que regula la tasa es una relación entre oferta y demanda, es decir, en la medida en que hay más oferta de servicios financieros las tasas de interés tienden a bajar. “Cuando hay techo en la tasa de interés, en algunas zonas como grandes ciudades, la tasa de interés está muy por debajo del techo autorizado para cobrar porque hay mucha oferta de productos financieros y de créditos, pero en las zonas donde no hay presencia financiera, donde nadie va a dar microcréditos, nadie va a llegar, porque ir a esos municipios es más caro. Ahí es donde la tasa de interés limita la oferta de servicios financieros”.

La directiva manifestó que aunque el Consejo Superior de la Microempresa tiene autorizada una comisión comercial para microcrédito, que depende del monto del desembolso, y eso ayuda un poco a subsanar y a cubrir, no permite aún llegar a esos sitios sin presencia financiera.

Sin embargo, la presidenta del gremio de las microfinanzas indicó que trabajan con el Gobierno (Ministerio de Hacienda y Superintendencia Financiera) para tener un marco regulatorio que se ajuste al sector de las microfinanzas, teniendo en cuenta que, por ejemplo, el microcrédito funciona distinto a un crédito comercial o de consumo y, por lo tanto, los requisitos que le deben exigir a una entidad vigilada deben ser diferentes.

Temas relacionados