Tecnología, clave del sector confeccionista

Los confeccionistas colombianos han aprendido en los últimos dos años a incrementar su velocidad de trabajo, a forjar alianzas entre sus competidores y a comprometerse y cumplir plazos de entrega cada vez más cortos.

La razón de este cambio de mentalidad son las exigencias del consumidor local que, gracias a la proliferación de internet móvil y a la abundancia de información sobre el tema de la moda, ha redoblado sus exigencias.

“El consumidor quiere tener producto listo mucho más rápido que antes. Si bien las temporadas primavera-verano y otoño-invierno son la base de la moda, el consumidor quiere tener una nueva prenda cada dos semanas”, explica Carlos Eduardo Botero, presidente del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), que organizará el próximo 30 de octubre, en el Club El Nogal de Bogotá, el segundo Foro de Estrategia de América Latina sobre Moda y Negocios.

El objetivo de este evento, en el que se espera la asistencia de 300 empresarios del sector, es fortalecer aún más las estrategias de valor agregado e internacionalización que la industria viene implementando desde hace tres años y que le han permitido consolidar nuevos negocios, especialmente en México y Ecuador.

Durante este tiempo los empresarios han tenido que derrumbar antiguos paradigmas, como comprender que su principal competidor son los productos extranjeros y no sus colegas. “Tenemos que entender que la competencia no es entre nosotros y que debemos cooperar más para poder competir con las marcas internacionales”, explica Botero.

Según cifras del sector, a junio pasado se contabilizaron 152 marcas de ropa foránea, procedentes principalmente de Estados Unidos, Panamá y México. Todas ellas buscan quedarse con una buena parte del mercado local, que en 2012 sumó los $16 billones en compras y hoy es ocho veces más grande que las exportaciones. “Las marcas colombianas han comenzado a aprovechar los nichos en el mercado interno, no con los volúmenes que se quisiera, pero sí hay grandes oportunidades en este campo”, señaló Botero.

Aunque los confeccionistas colombianos han encontrado en el comercio electrónico un aliado estratégico para conquistar nichos como el de la moda sostenible, han tenido que corregir aspectos técnicos como el del tallaje y los inventarios.

Temas relacionados

 

últimas noticias