'Teníamos que venir'

En cuestión de tres meses, el operador móvil británico iniciará operaciones a través de la red de Movistar. Peter Macnee, su presidente regional, afirma que el buen servicio será su prioridad.

Peter Macnee, presidente para América Latina del operador móvil virtual Virgin Mobile.  /El Espectador
Peter Macnee, presidente para América Latina del operador móvil virtual Virgin Mobile. /El Espectador

La aventura latinoamericana de sir Richard Branson, fundador de Virgin Enterprises y cuya fortuna está avaluada (según la revista Forbes) en US$4.200 millones, se inició en marzo pasado en Chile. Aquel paso se dio a través de Virgin Mobile, la división de telefonía móvil (funciona como operador virtual, utilizando la red de un tercero) que le ha permitido conquistar 0,13% de ese mercado en seis meses.

El próximo paso será Colombia. Los 47,8 millones de usuarios y el alto nivel de descontento se convirtieron en su oportunidad perfecta para entrar al país, lo cual será efectivo entre diciembre y enero próximos, con un presupuesto cercano a los US$40 millones y de la mano de Movistar y Cine Colombia. En diálogo con El Espectador, Peter Macnee, su presidente para la región, explica las razones por las que escogieron este mercado y apartes de su estrategia.

¿Qué los atrajo de Colombia?
Es un gran mercado que está experimentando la llegada de nuevos operadores virtuales. A diferencia de Uff!, tendremos una estrategia diferente, con nuevos retos. El país representa la décima operación mundial de Virgin Mobile en el mundo, después de Chile, y de aquí esperamos movernos a Argentina, Brasil y México en el término de un año y medio.

¿Por qué escogieron a los jóvenes como público objetivo?
Nos hemos destacado por ser una marca joven. Somos típicamente irreverentes, proponemos retos, buscamos diferenciarnos. En Colombia hay tres operadores muy fuertes con una historia exitosa, pero los jóvenes están buscando algo diferente, relacionado con servicios empaquetados que definan su estilo de vida y suplan sus necesidades. Es algo que tenemos la confianza de entregar.

¿Cómo construyeron su operación?
Desde inicios de 2011 comenzamos a analizar el mercado. Visitamos diferentes ciudades y mantuvimos reuniones con todos los operadores, hasta que encontramos un gran aliado en Movistar, que nos ofrecía una alta calidad en su red, una buena oferta de precio, tecnología de punta y estrategias que evolucionan. Para Virgin es muy importante ser un buen socio y no competir por los mismos clientes, por lo que nuestras estrategias se complementan.

¿Por qué eligieron a Cine Colombia como aliado?
Es una gran empresa que tiene acceso a nuestro perfil de consumidores y pertenece a un grupo empresarial muy fuerte. No creo que hubiéramos podido encontrar a alguien mejor.

¿Cómo trabajarán?
Ambos aportamos diferentes recursos, principalmente capital. Virgin tiene una gran experiencia como operador virtual, pues fuimos la primera compañía en utilizar este esquema en el Reino Unido; además, tenemos 15 millones de clientes en el mundo, así que entendemos el modelo de negocio y cómo opera. Por su parte, Cine Colombia y el Grupo Santo Domingo entienden muy bien el mercado colombiano, han desarrollado una gran capacidad de distribución, tienen clientes de alta fidelidad y poseen recursos muy valiosos.

¿Cuál es su meta en número de clientes para el primer año?
Billones... (risas). Nos encantaría ser los más grandes, pero somos realistas. Tenemos objetivos aterrizados. No aspiramos a competir por los clientes corporativos, nos enfocaremos en los jóvenes.

¿Veremos más compañías del grupo Virgin en Colombia?
Tenemos mucho entusiasmo en América Latina. Sé que desde el Reino Unido se están analizando opciones en el mercado aéreo, en salud y bienestar, en hotelería, al igual que nuevas oportunidades. Sé que Richard Branson ha pasado algún tiempo en la región y está muy entusiasmado.

Cine Colombia hace parte del mismo grupo económico al que pertenece El Espectador.