Terrorismo a infraestructura petrolera ha provocado derrame de 340.000 barriles de crudo

Petroleros denuncian que en lo corrido del año se han registrado 17 atentados a la infraestructura por parte de las Farc y el ELN.

Atentado terrorista contra infraestructura petrolera.Bloomberg News

Un rechazo enérgico y generalizado del país han provocado los atentados dinamiteros contra la infraestructura petrolera que le resta recursos a las regiones, vía regalías, y contramina las fuentes de agua que surte a los pobladores, además de alejar la producción petrolera de las metas del Gobierno de mantener el millón de barriles por día en promedio.

En lo corrido de este año se han registrado 17 hechos dinamiteros contra la infraestructura del petróleo sumando grandes pérdidas a las cuentas regionales y nacionales.

Las cifras de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) que agrupa a las petroleras multinacionales con operación en el territorio colombiano indican que en los últimos cuatro años, el terrorismo ha causado el derrame de unos 340.000 barriles de crudo. “Las Farc y el ELN son los grandes depredadores del medio ambiente en el país. En los últimos cuatro años han causado el derrame de más de 340.000 barriles, equivalente al 90% de los derrames, sin contar el daño ambiental generado por el hurto y refinación ilegal de crudo en los oleoductos”, señaló Francisco José Lloreda, presidente del gremio.

“No queremos más ataques a la industria petrolera colombiana, que ya se ha visto bastante golpeada”, dijo la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet) en un comunicado. Reseñó dos cargas explosivas detonadas en un campo de Ecopetrol en Tibú; tres voladuras a la línea colectora de los Pozos Loro 1, 4 5A y 7, en la vereda La Cruz, Putumayo; un ataque con explosivos al oleoducto Transandino en la vereda de Pambil (Tumaco) y ataque contra tres torres eléctricas situadas en los departamentos de Valle del Cauca, Nariño y Norte de Santander.

Los ambientalistas ven con preocupación la destrucción de la fauna y flora en los sitios donde se producen los atentados con derrame de petróleo.

Acipet lamenta y rechaza profundamente los acontecimientos registrados el 8 de junio en la vereda La Cabaña, corredor Puerto Vega – Teteyé, Putumayo, lugar donde las Farc obligaron a los conductores de 23 camiones cisterna a abrir las válvulas y regar unos 5.000 barriles equivalentes de crudo producidos por la compañía operadora Vetra. Este acto criminal contaminó los cuerpos de agua que surten a 450 personas pertenecientes a las comunidades de la zona, causando graves daños ambientales a la flora y fauna de esta región amazónica.

El gremio pidió a las autoridades reforzar las medidas de seguridad, para evitar que se siga golpeando duramente la industria petrolera, afectada ya por los precios bajos del barril.

De continuar esta escalada de eventos que atentan contra el sector energético, se verán aún más afectaciones en toda la cadena de valor, desde la integridad de los ecosistemas, la generación de desarrollo y empleo de la industria y las comunidades en las áreas de influencia, la inversión extranjera y local y en consecuencia en todo el aparato económico nacional.

ACP rechaza enérgicamente la acción territorista perpetrada por la guerrilla de las Farc en el corredor Puerto Vega-Teteyé en zona rural de Puerto Asís, Putumayo, donde luego de retener ilegalmente 23 camiones cisterna que trasportaban crudo, obligaron a sus conductores a derramar su contenido, causando una grave afectación ambiental, económica y social en la zona.

“Los únicos responsables de semejante insensatez son los grupos guerrilleros. No obstante, y dado que no es la primera vez que ocurren este tipo de atentados en el corredor Puerto Vega-Teteyé, es sorprendente que no se haya evitado. Nuestras Fuerzas Militares y la Policía han estado comprometidas con la seguridad de la industria petrolera, pero urge revisar la estrategia de seguridad en este y los otros departamentos para evitar nuevos atentados terroristas”, dijo Francisco Lloreda.