¿Qué tiene Samsung para L.A.?

Para la región, que se ha convertido en una de las más importantes para la multinacional coreana, desarrollaron productos exclusivos con los que buscan atender los 440 millones de consumidores disponibles.

Una de las grandes apuestas de la multinacional coreana está enfocada en los televisores precargados con juegos , eliminando el uso de la consola. / Edwin Bohórquez

En el negocio de la tecnología no hay nada escrito. Y menos en la década en la que las compañías de la industria han crecido tanto que mirar por encima del hombro a las petroleras, que han visto perder sus proyecciones de mercado hasta en un 50% por la caída del precio del hidrocarburo, se ha vuelto costumbre. Entonces, ¿hacia dónde apunta la brújula? Los coreanos de Samsung, que vieron reducir notablemente sus ganancias a final del año pasado, ya marcaron el curso y levantaron el telón en Mónaco, Principado de Mónaco, para los productos que este año tendrán en sus tiendas de Latinoamérica, una de las regiones que, de acuerdo con Mario Lafitte, vicepresidente de marketing de América Latina, “es uno de los mejores negocios del mundo”.

Y es que no sólo de celulares y tabletas viven estas compañías. Para este 2015, después de indagar en todos los países de la región, la multinacional encontró que quienes lavaban su ropa en una lavadora hacían un prelavado en un pequeño recipiente o incluso en un lavadero convencional. La empresa desarrolló entonces una lavadora que trae en su parte alta un fregadero, acompañado de una salida de agua que facilita precisamente el restregado. Incluso le instalaron los filtros que retienen las pelusas que salen de la hilaza con la que está construida la ropa cuando se va desgastando.

Los televisores, uno de los nichos que más vendieron el año pasado a raíz del Mundial de Fútbol de Brasil, vienen recargados. Tony Firjam, director encargado de la división de video para la región, contó varias cosas sobre sus nuevos SUHD: 64 veces más colores, un brillo 2,5 veces más avanzado que los tradicionales y el contraste, en una sola pantalla, la sacan del estadio. Vienen con Tizen, el sistema operativo que fue catalogado por Priscila Grison, gerente de contenido de TV para América Latina, como la “megaplataforma”. “La interfaz es muy intuitiva, la navegación permite cambiar fácilmente de una aplicación a un video, por ejemplo, incluye una plataforma de juegos que pueden aprovecharse aún más gracias al streaming y una amplia oferta de contenidos gracias a alianzas con cadenas internacionales y locales por país”. La apuesta es tan fuerte que algunos de los televisores traen unos 40 juegos precargados, eliminando el uso de la consola.

Esta apuesta es muy racional si se tiene en cuenta que la tendencia dice que el mercado crecerá 11%, cifra que se traduce en unos 30 millones de unidades para este 2015 en SUHD. Las pantallas grandes, todas superiores a las 55 pulgadas, crecerán a dos dígitos. Y en UHD, que es una versión anterior pero que hasta ahora toma fuerza en mercados como el colombiano, el crecimiento esperado es de 150%. Y la línea de equipos curvos, tanto de una tecnología como de la otra, crecerá 325% en la región y en 2016 lo hará 62%, contó Édgar Kato, gerente de producto de TV para América Latina.

En cuanto a teléfonos inteligentes, se habló nuevamente de la generación A, que ya fue lanzada en Colombia. Se trata de los A7, A5 y A3. Y llamaron la atención los modelos E7, E5 y J1, que son equipos de entrada hechos exclusivamente para el mercado latinoamericano y para competir de frente con las empresas chinas como Huawei, las mismas que se están llevando toda la torta en el segmento de aparatos iniciales, los que primero compra el consumidor cuando quiere entrar al mundo de los teléfonos inteligentes. Sin embargo y, por ahora, no hay fecha de llegada a Colombia.

En el show room del evento también se vieron aires acondicionados que parecían, por su estética, torres de sonido; neveras de avanzada con múltiples puertas que aseguran aún más la frescura de los alimentos; impresoras soportadas en Android, cámaras de fotografía que procesan mejor las imágenes y las hacen más compatibles para visualizarlas en grandes pantallas, y monitores curvos para uso en casa y oficina, que rompen con las líneas tradicionales de este tipo de aparatos. En la casa funcionan perfecto para videojuegos, en la oficina para corredores de bolsa, que deben hacer seguimientos en múltiples pantallas sobre el movimiento de los mercados.

Ahora, con la ruta puesta en la brújula, Samsung destapó los productos con los que busca atender a los casi 440 millones de consumidores que tiene América Latina, la región que, como advirtió Pedro Kim, presidente CEO para América Latina, es una de las más prósperas y prometedoras del mundo soportadas en países como Colombia, donde el consumo se ha convertido en el gran jalonador de la economía después de grandes sectores como la construcción y la infraestructura.

 

ebohorquez@elespectador.com

Temas relacionados

 

últimas noticias