Trancón en el Gobierno por licencias

Especialistas pidieron al Gobierno que los proyectos salgan a licitación con la licencia.

La ANLA tiene  varios proyectos viales represados por problemas con las comunidades.  / Archivo  - El Espectador
La ANLA tiene varios proyectos viales represados por problemas con las comunidades. / Archivo - El Espectador

Mientras que el Gobierno Nacional trata de acelerar la ejecución de los proyectos de infraestructura de transporte, para impulsar la productividad y el empleo, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) tiene en sus manos cuatro proyectos vitales para la economía del país, que deben ser resueltos en corto tiempo.

Se trata de la Ruta del Sol, sector III, en los tramos 5, 6 y 7, donde la población se verá obligada a desplazarse de su lugar de vivienda por el trazado de la vía, así como por las medidas de manejo y caracterización biótica del área de influencia directa.

Otro tramo de este mismo corredor que presenta problemas es Bosconia-Ye de Ciénaga y Bosconia-Valledupar, donde hay territorios étnicos (línea negra: territorio ancestral de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta) a los que deberán resolverles sus inquietudes.

También hay dificultades en el proyecto Buga-Buenaventura, en el tramo Citronela-Altos de Zaragoza y entre Loboguerrero y Media Canoa. Aquí el proceso ambiental se suspendió hasta que se surta la consulta previa con las comunidades, de acuerdo con sentencia de la Corte.

En el corredor Gambote-Cartagena el proyecto se cruza con el área de manejo especial de la bahía de Cartagena y el Canal del Dique.

La demora en la expedición de la licencia para la construcción del puerto de Varadero obedece a que esta iniciativa se traslapa con el área marina protegida de Corales del Rosario y San Bernardo del Viento.

Si bien la Cámara Colombiana de Infraestructura considera que la entidad viene haciendo las cosas bien, recalcó que se requiere una mayor celeridad para agilizar los procesos.

Ahora vienen los 30 proyectos de la Cuarta Generación de Concesiones y el represamiento de solicitudes de licencias ambientales podría demorar su ejecución.

Pero la problemática no sólo es para las obras de infraestructura de transporte, sino también para los proyectos de hidrocarburos y de minería.

En el pasado congreso de minería, el presidente de la Cámara Colombiana de Minería (CCM), César Díaz, señaló que se debe reforzar la entidad para atender el creciente número de solicitudes de proyectos.

Por su parte, el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Alejandro Martínez, recalcó que el boom de oportunidades en el sector minero-energético que ofrece Colombia ha disparado las solicitudes en la ANLA.

Para buscar una salida a esta problemática, en el foro “Desarrollo y sostenibilidad de Cinmipetrol”, se revivió una propuesta para que el Gobierno lleve a licitación los proyectos de infraestructura vial, de hidroeléctricas, minería e hidrocarburos con licencias ambientales, lo que facilitaría todo el proceso y agilizaría su adjudicación y construcción.

La directora de la ANLA, Luz Helena Sarmiento, señaló que lo que requiere el país es observar con rigor lo establecido en los términos de referencia para la presentación de los estudios ambientales y a partir de ello que la descripción técnica de la obra a ejecutar y las características del entorno estén bien definidas.

Otro punto fundamental que señala la Asociación es que se haga la socialización del proyecto de manera seria y transparente. “La viabilidad de los proyectos no está garantizada sólo por el otorgamiento de la licencia ambiental, sino también por el manejo social de los mismos”, aclaró.

[email protected]

@jairochacong